Nunca pudo imaginar que aquellas polémicas palabras suyas pronunciadas el pasado noviembre ante una veintena de jóvenes socialistas malagueños tendrían tanta repercusión y, sobre todo, tantas consecuencias, una vez pasado los ocho meses largos de interinidad del PSOE. Ya con nuevo secretario general, nueva ejecutiva federal y nueva portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, la no afiliada Margarita Robles, la situación del malagueño Miguel Ángel Heredia en el Congreso es ya insostenible.

La de vueltas que da la vida, pensará el diputado Heredia, los ojos y los oídos de la baronesa andaluza, Susana Díaz, en el Congreso de los Diputados durante la interinidad vivida por el PSOE desde el pasado 1 de octubre. Después del nombramiento de la independiente Margarita Robles como nueva portavoz del Grupo Socialista en la Cámara baja, el futuro político de Heredia se encuentra en una más que complicada situación.

Diputado por Málaga desde hace más de dos décadas, Heredia ha ocupado hasta hoy mismo la Secretaría General del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, o lo que es lo mismo, el segundo cargo en importancia tras el que ocupará desde ahora la magistrada en excedencia Margarita Robles, un puesto de vital importancia teniendo en cuenta que el nuevo secretario general ni siquiera es diputado en las Cortes y necesita una visibilidad política diaria que la actividad parlamentaria no le permitirá después de que presentara la renuncia a su acta de diputado tras dimitir como secretario general del PSOE en octubre.

En noviembre pasado, Heredia fue grabado en una charla informal con afiliados de las Juventudes Socialistas de Málaga en las que, entre otras cosas, recriminaba a la nueva portavoz socialista en el Congreso de los Diputados que no estuviera afiliada al partido. “Margarita Robles, hijaputa, antes de hablar, afíliate”, llegó a decir Heredia, quien se vio obligado a pedir disculpas públicas aunque nunca se retractó de las mentiras vertidas en aquel encuentro.

Desde entonces, la presidenta andaluza y candidata a las primarias comenzó una etapa de distanciamiento formal del secretario general de los socialistas malagueños, un alejamiento que se ha evaporado después de la derrota de la andaluza frente a Pedro Sánchez, y sobre todo teniendo en cuenta que ha comenzado la cuenta atrás para el congreso regional de finales de julio y los posteriores cónclaves provinciales, donde los susanistas han orquestado un calendario para evitar que los ganadores de las pasadas primarias puedan componer un equipo que haga sombra al de la actual líder indiscutible del PSOE de Andalucía.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. ¿Y alguien le ha preguntado la opinion al “Ioputa” Heredia?
    ¿Le van a seguir sentando en el mismo sitio? ¿Al lado de la portavoz?
    ¿Para que se note mas su ridiculo total?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce − 6 =