El hombre tranquilo, el barón del PP más atípico, el no siempre silente verso suelto de las baronías populares abre la tarta de su sucesión. Ha sido una sorpresa solo a medias. Juan Vicente Herrera deja atrás una incuestionable carrera de éxitos en Castilla y León durante más de tres lustros. Aún le quedan dos para finalizar su mandato, pero ya ha tenido bastante, considera. Ahora deja paso a otros. En su momento tuvo delfín favorito que le sucediera, ahora ya no. Por eso habrá primarias entre dos candidatos de perfil muy distinto entre sí. Eso sí, la sombra del ex presidente de la Diputación de Zamora y actual coordinador general del PP, Fernando Martínez Maíllo, estará muy presente en la elección del nuevo líder de los populares de Castilla y León.

Aunque desde Génova,13 ya se ha adelantado que la cúpula del PP nacional no intervendrá de manera oficial a favor de ninguno de los dos candidatos, fuentes del PP han confirmado que Martínez Maíllo hará todo lo posible por que el actual alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, logre la presidencia regional del partido en detrimento del regidor de León, Antonio Silván, con un perfil más bajo y mucho menos ambicioso que el primero. Por eso es en parte el preferido ahora por Herrera, más similar en muchos sentidos a él mismo que el regidor salmantino.

Por todo ello, las dos opciones de relevo que salen a la palestra, dos alcaldes curtidos cada uno a su manera en las lides de la alta política regional y autonómica, comienzan desde hoy mismo una carrera de obstáculos, trincheras y zancadillas que terminará en el congreso regional que se celebrará el próximo 1 de abril en Valladolid.

Este mismo viernes 10 de marzo los alcaldes de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y de León, Antonio Silván, presentan los al menos 90 avales necesarios antes de finalizar el plazo para concurrir a la Presidencia del PP de Castilla y León, que hasta el pasado 11 de septiembre tenía una clara candidata a relevar a Herrera: su hasta entonces vicepresidenta en el ejecutivo de Castilla y León Rosa Valdeón.

Un incidente de tráfico la obligó a dimitir solo unas horas después. Era la sucesora natural de Herrera al frente del influyente PP de Castilla y León, pero los resortes del actual coordinador general del PP, el zamorano Fernando Fernández-Maíllo, han obrado este desenlace inesperado hasta hace muy poco para el futuro del PP castellanoleonés.

Tanto Alfonso Fernández Mañueco como Antonio Silván no tardaron más que unas horas desde el anuncio de la renuncia de Herrera en manifestar su intención de presentar sendas precandidaturas a la Presidencia del PP de CyL de cara al próximo congreso autonómico.

El alcalde de la capital leonesa mantiene a día de hoy los apoyos mayoritarios en León (218 compromisarios), Valladolid (143), Palencia (91), Ávila (91) y Burgos (85). Fernández Mañueco, mientras tanto, cuenta con el respaldo holgado de Salamanca (130), Zamora (113) y Segovia (81). Soria es la única provincia que se encuentra actualmente más dividida en sus preferencias (tiene 47 compromisarios).

Herrera ha explicado los motivos por los que no optará a la reelección en una carta enviada personalmente al presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy. El dirigente autonómico considera que, tras 16 años al frente de esta organización regional, la celebración de este próximo congreso ordinario, el XIII, ofrece la oportunidad “más natural y razonable” para su relevo, dentro de la “normalidad que en ese marco deben tener este tipo de decisiones”.

Herrera entiende que es un factor clave que el partido se dote ahora de una dirección renovada para fortalecerlo y prepararlo, tras la celebración de los posteriores congresos provinciales, para ganar en Castilla y León las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2019. En la actualidad, Herrera ganó las últimas autonómicas de 2015 pero se quedó a un solo diputado de la mayoría absoluta que sí obtuvo en las dos anteriores convocatorias de forma abrumadora.

Juan Vicente Herrera fue nombrado presidente del PP de CyL en abril de 2002, sustituyendo a Juan José Lucas. Desde entonces ha llevado al Partido Popular de Castilla y León a ganar todos los procesos electorales celebrados y a mantenerlo como referente del poderío popular a nivel nacional.

A partir de este mismo viernes, el calendario que sigue hasta la elección del sucesor de Herrera es el siguiente: entre el lunes y el jueves próximo la campaña electoral exprés servirá para conocer a los dos contendientes. El viernes 17 se votará en todas las sedes del PP autonómico. Por un lado se votará a los compromisarios y por otro a los precandidatos. Los afiliados al día del pago de cuotas y que se inscriban antes del jueves 17 de marzo podrán ejercer su derecho a voto.

 

Si de estas votaciones uno de los precandidatos logra más del 50% de los votos, gana en cinco de las nueve provincias y obtiene una diferencia de 15 puntos con respecto al rival directo será elegido directamente el candidato oficial a la presidencia del PP regional.

Silván y Mañueco optan a las primarias para sustituir a Herrera en Castilla y León

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − siete =