La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB) nunca cumplió su plan de negocio y los inversores privados corren un riesgo importante de perder su inversión porque los inmuebles no se pueden vender generando las plusvalías previstas en el plan de negocio.

Efectivamente, SAREB nunca ha cumplido su Plan de Negocio. Pese a ello, sigue pagando intereses altos por los bonos con los que pagó a su vez los activos que recibió de las Cajas de Ahorro, que contaminan la competencia bancaria porque, precisamente, las entidades que provocaron la crisis han recibido a cambio bonos de SAREB con garantía del Estado y alta rentabilidad, que les permite subsistir y competir en condiciones desiguales con el resto de entidades no ayudadas. Pero, hagamos un breve repaso al contexto en que se creó este organismo que tenía como objetivo sanear de activos tóxicos los balances de los bancos.

El año 2012 representa la victoria alemana sobre el sur de Europa, pero especialmente sobre España. Alemania no quiere más Europa, no quiere ni un presupuesto común, ni solidaridad con los vecinos del sur. Sin embargo, en España había un ministro dispuesto a todo a cambio de su ambición —quiso presidir el Eurogrupo, quiso presidir el Gobierno de España y al final le han dado un premio de consolación en el BCE—. Luis de Guindos decidió que había que plegarse a lo que pidiese Alemania, aunque el sacrificio español fuese disparatado y se llevase por delante al sistema financiero, al que, además del test de estrés de Oliver Wyman, había impuesto dos decretos durísimos. Las auditoras del Big Four se las vieron y se las desearon para poder firmar que esas cuentas cumplían con las normas contables porque iban mucho más allá los decretos que las normas contables y ponían en situación de debilidad intrínseca al sistema financiero español.

Este es un punto determinante en la crisis porque el debilitamiento del sistema financiero fue una pieza fundamental en la pérdida de poder institucional en Europa. Santander y BBVA iniciaron una cruzada para defender que no eran españoles, sino globales con sede en España. Eso podía ser así desde el punto de vista de los resultados, pero no de los activos.

El Gobierno quería eludir a cualquier precio el «rescate país», por lo que concedió al Eurogrupo todo lo que pidió: una larga lista de medidas de ajuste a cambio de la firma del MOU. De Guindos sacrificó a buena parte del sistema financiero, imponiendo los decretos Guindos (I y II), y aceptando que otros países, como Alemania, dejasen sin tocar su sistema financiero, que todavía sigue dando problemas: Deutsche Bank, Commerzbank, las Sparkassen…, con un déficit de provisiones de 250.000 millones de euros.

El sistema financiero español se sometería a un test de estrés para ver sus «verdaderas» necesidades de capital.  Europa daría un préstamo de hasta 100.000 millones de euros a España, pero a cambio impuso condiciones muy duras en materia macroeconómica:

  • cumplir con el déficit de forma exhaustiva;
  • reforma fiscal, subida del IVA;
  • Reforma laboral.
  • liberalización de servicios profesionales.
  • visitas de la Troika.

A esto hay que unir que Economía trazó una salida a la crisis a través de una gigantesca devaluación: presionó con estas medidas para que cayeran los precios de los activos inmobiliarios y devaluó los salarios. Los resultados son obvios y siguen afectando hoy a la recuperación económica: la riqueza de las familias ha caído, los extranjeros compran cada vez más casas en España a precios reducidos, se ha incrementado el sub empleo y la recuperación no se siente con la fuerza que los datos macroeconómicos apuntan. Al final lo que Economía llamó ayuda financiera se tradujo en un préstamo de 41.000 millones de euros, no de 100.000 millones, tras aplicar una receta ácida a los bancos, con un ejercicio de transparencia sin igual, que no fue correspondido en otros países europeos y que, a cambio, supuso unas medidas macroeconómicas que sumieron a España en un ejercicio de austeridad total y la desaparición de las Cajas de Ahorro.

Lo que se vende como un gran triunfo se tradujo en una exigencia de control por parte del Eurogrupo, una fiscalización de las medidas económicas y un rescate financiero.

Además, las entidades que no superaron el test de estrés, y que no pudieron recapitalizarse por sí mismas, tenían que traspasar sus activos inmobiliarios a una sociedad de gestión de activos QUE TENIA QUE SER PRIVADA porque si no la deuda que necesitaba emitir para poder comprar los activos computaría como deuda pública. Así, los bancos que no habían traspasado sus activos al SAREB controlaban un 55% -Santander, La Caixa, Sabadell, Popular y algunas compañías de seguros- y el FROB un 45%.

La SAREB compró los activos “tóxicos” de Bankia, Catalunya Bank, Nova Caixa Galicia Banco, Banco Gallego, Banco de Valencia, BMN -del que formaba parte Cajamurcia de la que De Guindos había sido miembro de su comisión de Auditoria hasta diciembre de 2011-, CEISS, Caja3 y Liberbank. El 55% del capital está en manos privadas y el 45% en manos del FROB. El volumen total traspasado a SAREB fue de 50.000 millones de euros, con unas reglas de valoración que todo lo que ocurrió a continuación pone de manifiesto que no se hizo tan bien como se vendió. Esos 50.000 millones se financiaron con capital. Esos bonos alteraron la competencia, porque las entidades que los recibieron a cambio de sus inmuebles y créditos inmobiliarios tenían desde ese momento unos ingresos muy altos de los bonos con los que habían pagado sus activos.

La clave de este asunto estaba en la financiación. Como el volumen de activos traspasados a SAREB era enorme y había que hacerlo a toda velocidad, se necesitaba que las entidades que cedían sus activos recibiesen a cambio deuda de la SAREB a un tipo de interés muy alto y, además, se le dotó con garantía del Estado, pero no computaría como deuda Pública. Enseguida surgieron los problemas:

Belén Romana, ex presidenta de SAREB y hoy consejera de Santander, puso de manifiesto que el organismo se había hecho cargo de activos de igual calidad recibidos de Cajas diferentes y que tenían valoraciones diferentes, lo que hacía a SAREB ingobernable y ponía en cuestión el doble rasero que se había utilizado para medir a las diferentes cajas, sin duda el factor político estaba detrás. Lo denunció al Banco de España, doblemente responsable, por controlar el FROB accionista de SAREB con 45% y por ser el responsable de la supervisión de esas cajas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

2 Comentarios

  1. la sareb se ha convertido en un fondo buitre.
    otro desastre consecuencia de la resolucion del popular ,se ha creado un monstruo blackstone
    que se llevo mas de la mitad de los activos inmobiliarios del banco popular a un precio ridiculo.

    muy interesante este articulo ,vemos como ponce amiguito de de guindos diseño la retirada de liquidez junto al ministro de economia en el ataque final para la resolucion.
    muy bien Esteban Cano ,en la diana

    http://diario16.com/la-sareb-retiro-los-fondos-del-popular-despues-frob-activara-proyecto-hipocrates-2/

    efectivamente la retirada de liquidez no se produjo como consecuencia de la bajada de rating del popular no se corresponden las fechas que fue en abril ,la retirada de liquidez se corresponde con el comienzo de la operacion hipocrates el entre el 3 y el 5 de junio.
    dos mas dos son 4
    la sareb retiro sus depositos del banco el 5 de junio ,
    el frob tenia un 45% de participacion de la sareb
    de aqui se comprende el origen del chivatazo para la retirada de liquidez general.
    ponce dirige e lfrob ,el frob conoce los planes de resolucion
    el frob tiene el 45% de la sareb
    ponce da el chivatazo a la sareb para que retire el dinero del banco popular .
    la sareb ponce y de guindos con informacion privilegiada que tienen corren la voz al resto de organismos oficiales del estado para que retiren sus depositos del banco
    ya sabemos de donde procede el chivatazo ,
    por ultimo chivatazo de los organismos oficiales a particulares amigos y otros bancos .que dan informacion a clientes suyos que tienen depositos en el popular para que los retiren .una espiral de destruccion
    fue ponce y el frob y de guindos miente como un bellaco y se puede demostrar.
    la bajada de rating habia sido dos meses antes ,guindos no mientas.
    el gobierno español con informacion privilegiada fuie el que destruyo la liquidez del popular.
    el BDE en lugar de ayudar niega la liquidez al banco popular en una accion sincronizada y diabolica
    el BCE garante de los bancos solventes no tiene ninguna credibilidad ante el resto de bancos europeos pues no ha actuado para cumplir su funcion
    ponce y de guindos tienen que responder a muchas preguntas .

    si sigue esto asi nuestros futuros caseros seran fondos buitres
    los hoteles seran de fondos buitres.
    los fondos buitres pueden subir la burbuja inmobiliaria y de alquiler y deshauciarnos,no es ciencia ficcion , ya ha ocurrido
    https://www.lasexta.com/noticias/economia/sareb-vendio-viviendas-fondo-buitre-espalda-clientes_201402045726db436584a81fd884888b.html

    españa esta siendo vendida a precio de saldo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − 7 =