La salsa africana está de luto

Fallece Ndouga Dieng, vocalista de la Orchestra Baobab de Senegal durante más de 40 años

0

1El artista y cantante senegalés El Hadj Ndiouga Dieng, uno de los pilares de la grandísima Orchestra Baobab, murió el pasado jueves en Dakar a la edad de 71 años. Nacido en Bargny, departamento de Rufisque, Senegal, fue antes electricista, soldado y policía. En 1960 dejó el funcionariado para dedicarse a cantar.

Entrada la década de los 70, Dieng se incorporó como cantante de la orquesta sensación del país entonces, la Orchestra Baobab, una institución de la música africana. Su estilo tradicional dio un aire tremendamente nuevo al influjo tropical cubano que caracterizaba a la banda.

Dieng, que también formó parte de otra banda senegalesa legendaria, Xalam, es el autor del número musical más enigmático de la Orchestra Baobab, Bul Ma Min.

Vídeo: Bul Ma Min

 

Una orquesta VIP

La Orchestra Baobab se formó en Dakar un viernes de 1970 para amenizar la inauguración de una sala de baile que un grupo de ministros del gobierno senegalés acababa de fundar para distraer sus veladas con sus distinguidas amistades. La selecta parroquia del Baobab Club, que así se llamaba, se rindió al ritmo único, sensual, afro y cubano de la agrupación que se quedó como banda fija del local, de donde tomó su nombre.

baobab70

Los miembros de la orquesta respondían al crisol étnico del que está compuesto Senegal, incluyendo inmigrantes de otros países de África. Los cantantes Laye M’Boup – fallecido en 1974 y el propio Ndiouga Dieng, daban al grupo el lustre popular del canto senegalés tradicional, con falsetes casi imposibles y melodías arabescas.

Los otros tres vocalistas de la formación, Medoune Diallo, salsero mayor, Balla Sidibé de la región sureña de Casamance, y Rudi Gomis, de Guinea-Bissau –dos zonas muy interrelacionadas por la identidad común de su gente y con gran influencia de la colonización portuguesa— ponían la guinda afrocubana con su soneo a la africana en un español onomatopéyico e ininteligible. La estrella de la canción senegalesa Thione Seck y su hermano Mapenda, también formaron parte de la orquesta.

Tras este quinteto, un elenco de músicos que forjaría el estilo inimitable de la Orchestra Baobab: el saxofonista mandinga Issa Cissokho, el bajista Charlie N’Diaye y el percusionista Mountaga Koité.

baobab-hoy-2

Mención aparte merece el miembro fundador, abogado y guitarrista, nacido en Togo, Barthelemy Attisso, el jefe. Sus solos, que trasladan el tumbao del piano en la música afrocubana a las cuerdas de la guitarra, combinados con el efecto eco tan apreciado en África y un deslizar los dedos en melodías sedosas y dulces, son seña de identificación de la orquesta.

Vídeo: Werente Serigne

 

La época de oro de la Orchestra Baobab

Hacia mediados de los 70, la Orchestra Baobab ya era aclamada no sólo como la mejor banda de Senegal sino de toda África. La orquesta acabó desarrollando un sonido único mezclando ritmos mandinga, diola y wolof con el son afro-cubano, teñidos de algo de reggae y bastante jazz.

En 1978 tocaron en París junto al Arco de Triunfo invitados por Pierre Cardin para amenizar la boda de su hija y fueron los participantes especiales en la travesía inaugural del crucero Casamance Express que une Dakar con Ziguinchor en el sur y sigue hasta Conakry, en Guinea. La orquesta se presenta con un plantel de vocalistas de primera clase durante los años ochenta: Thione y Mapenda Seck, N’Diouga Dieng. Balla Sidibé, Rudi Gomis y Medoune Diallo, convirtiéndose en imbatible.

Ndeleng Ndeleng

 

El ocaso de la Orchestra Baobab

Entrados los años 80, los jóvenes del humilde y populoso barrio de La Medina empezaron a preferir un sonido más salvaje, percusivo, sincopado y funk. Y ese ritmo popular y urbano incipiente, conocido como mbalax, lo impuso la orquesta Etôile de Dakar, dirigido por un joven Youssou N’Dour.

baobab-specialist

En 1985, en lo que resultó un vano intento de ponerse al día, el grupo introdujo los tradicionales tambores sabar, base del novedoso mbalax, e incluyó a los cantantes jóvenes Ndeye Seck y Nattou Sarr. Sin embargo, los cambios no funcionaron, la juventud les dio la espalda y el grupo se disolvió en 1987 tras una complicada gira por Francia.

 

La resurrección de la Orchestra Baobab

En el verano de 2002 recibí una llamada desde Francia: ¿Oye, quieres hacer un concierto de la Orchestra Baobab en Barcelona? No daba crédito, pero dije que por supuesto. El 18 de octubre de ese mismo año, una de las más grandes orquestas africanas tocaba por primera vez en España, en la sala Bikini de Barcelona.

baobab-bikini

Casi dos décadas después de su disolución, la Orchestra Baobab había vuelto a la palestra con un nuevo disco, Specialist In All Styles y una gira por Europa. Todo gracias a Nick Gold, el capo de World Circuit, que ya un año antes había editado en un doble cd Pirate´s Choice, un directo de 1982 de la orquesta editado sólo en cassette en Senegal. Gold había encontrado la cinta curioseando en un mercadillo e inmediatamente, en la línea de lo que había hecho con Buenavista Social Club, se empeñó en volver a reunir a la Baobab.

Hubo que localizar de nuevo al guitarrista Atisso, ejerciendo de abogado en Lomé, capital de Togo, reunir a los músicos dispersos y buscar un productor y padrino adecuado. Y ése fue, paradójicamente, Youssou N’Dour, el hombre que había acabado con el reinado musical de la Baobab 15 años antes.

Desde entonces, la orquesta ha girado por todo el mundo reclamada por los mejores festivales y salas de concierto internacionales. Fueron invitados varias veces por David Letterman y Jools Holland en sus prestigiosos late night shows.

Vídeo: Specialist in all styles

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − uno =