El rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Javier Ramos, ha asegurado que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, “aprobó el máster universitario en Derecho Público del Estado Autonómico con distintas calificaciones cuando lo cursó en 2011/2012”.

Ramos ha afirmado que “obtuvo un 7,5 en la asignatura de Entidades Autónomas y Locales y en el trabajo fin de máster -computada como materia-”. El rector ha añadido que Cifuentes “defendió el trabajo de fin de curso en julio de 2012 ante el tribunal correspondiente.  “Conforme a esta información no existe irregularidad alguna en el título de máster de Cristina Cifuentes”, ha insistido el rector de la segunda universidad privada de la Comunidad madrileña, afirmando que ha comprobado personalmente que la presidenta aprobó todo el curso correctamente.

El rector, en rueda de prensa en la sede de la Universidad en Móstoles, ha asegurado que “se produjo una mala transcripción en la plataforma informática y las dos asignaturas aparecían como no presentadas, en octubre de 2014, fecha en el que se pidió la expedición del título, y en el que se detecta que las dos asignaturas aparecen sin cursar”, según la versión del rector.

Según el relato del gestor de la Universidad, “se contacta con los profesores y se comprueba que la calificación es de un 7,5 en ambos casos”. Ramos ha  alegado el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos para no mostrar a la prensa las actas de alteración de las notas de ambas asignaturas en 2014, el permiso del tutor para defender el trabajo fin de máster y una copia de este último documento en 2012. Legalmente, la Universidad debe conservar cuatro copias del trabajo fin de máster.

Presidencia de la Comunidad de Madrid  han asegurado que han solicitado todo el expediente del máster a la Universidad, aunque  el rector ha afirmado no tener constancia de este hecho.

el rector ha afirmado  de la técnico de gestión, Amalia Calonge, -que realizó la modificación de las notas en 2014 pasando del no presentado al notable-, que estaba destinada en la jefatura de servicio que tiene dicha función y que lo hizo a petición de los profesores. La técnico también cambió las notas desde el campus de Móstoles cuando Cifuentes estudió el máster en el de Vicálvaro.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

7 Comentarios

  1. Blanco y en botella

    “1. Un profesor le pone No Presentado teniendo un 7.5

    2. Otro profesor le pone otro No presentado teniendo otro 7.5

    3. Paga una tasa para volver a presentarse estando aprobada, y ni se da cuenta.

    4. Su director de trabajo no se acuerda de ella (un día, porque al día siguiente sí).

    5. El trabajo de fin de máster no lo encuentra nadie (ni ella misma ni la universidad).

    6. Ella dice que se dejó asignaturas cuando había aprobado todo, pero a su vez pagó tasas para volverse a matricular. Y luego dice que sí aprobó todo, como dice la Universidad.

    7. La que le cambia la nota no es de su campus ni de su máster, y en su WhatsApp tiene una foto con ella.”

    Sí han mentido, y lo saben todos ellos.

  2. No se entiende que Cifuentes tenga que presentarse para aprobar su máster. Estaba trabajando duramente contra los que querían rodear el Congreso, contra los perroflautas y yayoflautas. Mientras haya espanolis que les voten o indras que traduzcan o modulen los recuentos de votos todo milagro pepero ( y de otros partidos que lo consienten)es posible.

  3. No podemos dudar de una Universidad con la categoría contrastada a todos los niveles de la URJC. Lo que me extraña es que la alumna no hubiera demandado a la citada universidad por haberla calificado simplemente con un notable cuando todo el mundo sabe que la alumna en cuestión se merece en todos sus estudios un “summun cum laude”

  4. Bobadas. Cada vez dan una escusa diferente. La paisana esa Cifuentes miente, y los lameculos de la universidad también. ¡Menuda recua!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 10 =