Rajoy-victoria
Rajoy-victoria

La verdad es que Rajoy gana todo por cansancio, admitámoslo, pasa indemne por cualquier cosa que reviente a su alrededor porque el señor obvia la realidad, sigue adelante y una cohorte de querubes asexuados le cantan la belleza de su comportamiento hasta reafirmarlo en sus dudas; es nuestro nuevo apóstol gallego, ¡Mariano y cierra España!

Como candidato a la investidura, mira este crack de la liga de los Galaicos a Europa para exigir responsabilidad y razón de Estado a los otros partidos; en su táctica de zapa sólo contempla ser Presidente de un Gobierno que le permita ejecutar lo que Dios mande a Fernández Díaz, nuestro Ministro-Virgen, y no con veleidades autoritarias sino por naturaleza y sentido común da la impresión de que haría a su Presidencia perpetua para evitar males mayores a España, y quien no lo entienda es que ni es español ni tiene voluntad del bien común, que como todo el mundo sabe, es él auxiliado por su Blanca Paloma encarnada en Fátima de San Juan.

Y lo peor es que estamos viendo en el Parlamento cómo el tópico de la supuesta fiesta de la democracia (elecciones, discursos, votaciones en el Congreso…) está convirtiendo a los otros partidos, todos, en peones de esta mediocridad dontancredista en la que por agotamiento Albert Rivera terminaría pactando con los bedeles de la Condomina por el bien patrio, Pablo Iglesias recordando con su bastón que en sus tiempos estas cosas no ocurrían y Pedro Sánchez convencido de que está en la oposición porque el triunfo electoral de su partido así lo dispuso.

Me aburren soberanamente los discursos de investidura de esta mierda pactada que se encamina o al suicidio del PSOE o a las elecciones de la Natividad. Y a mí no me importa votar una y mil veces, y esa mentira del no-gobierno no me preocupa, el país funciona gracias a los funcionarios y los trabajadores, es cierto que algunas cosas no salen adelante pero también evitamos la basurilla legal en la que han convertido la labor del Legislativo.

Atendiendo a los resultados electorales ¿quieren Legislatura para hacer España?: Presidente Rajoy y Vicepresidenta doña Soraya, de acuerdo, pero ¿por qué no nombra Ministro de Educación a Íñigo Errejón? ¿Ministro de Exteriores a Pedro Sánchez? ¿Por qué no hace un Ministerio para las autonomías y nombra a Azpiazu y a Homs ministros para regular las relaciones del Gobierno con todas las comunidades? ¿Por qué no nombra Ministro de Sanidad a Alberto Garzón? ¿Rivera para Justicia? ¿Echenique para Defensa y Meritxell Batet para Interior? Empleo, Agricultura y Economía a mayor gloria del partido… pero sin experimentos, sin imitadores de Martínez-Pujalte ni de Aznar, ni cospedales, alguien serio, supongo que habrá alguien que no tenga contactos sobrecogedores con los del más allá.

Si verdaderamente se quiere salir del impás, yo no tengo el chichi para fiestas y ya me sé el repertorio del discursito… fracaso… tú eres el culpable… yo soy más español… nuevas elecciones… Sorpréndanme, gobiernen bregando entre ustedes, sopórtense, reflejen esa nueva etapa tras el bipartidismo que todos han descrito y ninguno asume… quizá así, si dentro de dos años hubiera otros comicios: sabríamos qué hacer con determinación. No hay otra opción, salvo que por aburrimiento don Mariano gane con la absoluta y el Niñodiós; habrá que estar confesado para entonces.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¿Qué es lo que demanda el mercado laboral?
Artículo siguienteSánchez sí tiene un plan
Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor de instituto, de filosofía, hasta donde lo permita el gobierno actual. Director del Festival Internacional de Música Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008. Asesoría musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Colaboro semanalmente con la prensa escrita en Huelva Información. Junto a Javier Blasco, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes para Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ, junto al profesor Javier Blasco (2013) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016) He publicado cuentos en diversas revistas y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, y más recientemente en Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012). En el blog literario de este crítico se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en: quenosenada.blogspot.com.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Doce − 11 =