La Reina Letizia presidió ayer en el Teatro de la Maestranza, en Sevilla, el acto “Mujer, compromiso y solidaridad” con motivo del Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja que celebra el aniversario del nacimiento de su fundador, el ginebrino Henry Dunant (8 de mayo de 1828).

La Reina entregó la Medalla de Oro, el máximo reconocimiento de la institución, a ocho personalidades, instituciones y empresas que durante este último año han destacado por su compromiso social y labor solidaria.

Los galardonados fueron: la Asociación de Mujeres Juristas Senegalesas; el ex presidente de Cáritas española, Rafael del Río Sendino; el Colegio Oficial de Enfermería de Sevilla; la periodista Rosa María Calaf Solé; la fundadora de la Fundación Ana Bella contra la violencia de género, Ana Bella; la oftalmóloga Elena Barraquer, vicepresidenta y directora de la Fundación Barraquer; Isabel García Salguero, empresaria de Lady Isabel Design; y la cantante y compositora Soledad Giménez, ‘Sole’.

Durante la ceremonia, que contó con la presencia del Presidente de Cruz Roja Española, Javier Senent y de diversas personalidades y autoridades públicas, Doña Letizia dio visibilidad en un breve discurso “al compromiso de la Cruz Roja con las mujeres y las niñas” cuya situación en el mundo “es desigual”, aunque “ha mejorado”. Aún así, la Reina recordó que la discriminación hacia la mujer “persiste, en diferentes grados, y en muchos lugares del planeta”, debido a que “los roles tradicionales de género siguen pesando” en la sociedad actual.

Por ello, Letizia Ortiz destacó la importante labor que desempeña Cruz Roja para “proteger, velar y reforzar el papel de las mujeres ajustándose al entorno en el que viven”. En este sentido, la Reina explicó que “no es lo mismo luchar contra los matrimonios infantiles en algunos países de África, que estar siempre atentas a comentarios y a juicios que, a veces, se expresan de forma inconsciente”; como tampoco es lo mismo para una mujer “no poder ir a la escuela, o ser privadas de nutrición adecuada, o no tener acceso a una sanidad apropiada, que no ser remuneradas igual que un hombre al desempeñar la misma labor”.

Finalmente Doña Letizia puntualizó que todo ello influye, pues “el progreso social se estanca cuando la mitad de la población del mundo no accede, en las mismas condiciones, a las oportunidades de crecer y de mejorar”. Para la Reina Letizia, el compromiso empieza “en las políticas públicas, en las empresas, en instituciones como Cruz Roja, en la escuela, en cada casa, en cada uno de nosotros”. Y advirtió que éste “no termina nunca” pero que ayuda a contribuir a que “el mundo sea más pacífico, más próspero y sostenible si la igualdad de géneros es un hecho”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. yop tambien entregué mi medalla de oro de la cruz roja.
    en cuantico que me enteré de que sabía quedao con la privatizacion de la extraccion de la sangre en la comunidad de madrid, llamé a los de cruz roja y les dije que dejaran de contar conmigo como socio y desde entonces colaboro con medico sin fronteras que al menos han tenido la dignidad de rechazar el dinero que la union europea les daba, seguramente pa que sus impresentables dirigentes lavaran su conciencia con lo que están haciendo en siria y con sus refugiados subcontratando campos de concentracion en turquía

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + catorce =