Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en el año 2016 se produjeron 555.722 accidentes laborales que causaron baja médica, 26.474 más que en 2015, es decir, un incremento del 5%. Dentro del total los accidentes tanto los que se producen en jornada laboral como in itinere han aumentado en un 4,8% y en un 6,2% respectivamente. También se registraron 733.397 accidentes laborales que no causaron baja, por lo que el total de 2016 se sitúa en 1.289.119. Estos datos son una consecuencia más de los efectos de la Reforma Laboral de 2012 aprobada por el Partido Popular.

Las formas en que se produjeron las bajas laborales fueron:

Durante 2016 se contabilizaron 607 accidentes mortales, un 3,5% menos que en 2015, en concreto 22. No obstante hay que tener en cuenta que en ese año se produjo la tragedia de Germanwinds con un resultado de 31 fallecidos que se encontraban en viaje de trabajo, por lo que la tendencia es al alza también en lo referido a la mortalidad por accidente de trabajo.

Estos datos demuestran que la precarización del empleo y de las condiciones de trabajo también se ha trasladado a los sistemas de prevención. Pedro J. Linares, secretario confederal de salud laboral de Comisiones Obreras ha afirmado que el incremento de “la siniestralidad laboral y de las enfermedades causadas por el trabajo, a pesar del enorme subregistro de estas últimas, son consecuencia del deterioro de las condiciones de trabajo que se experimenta en nuestro país y es una cuestión que debería entrar dentro de las prioridades de la agenda política”.

En España incrementan cada año las horas extraordinarias no remuneradas mientras que el número de horas productivas desciende

La precarización del empleo que ha provocado la Reforma Laboral no se ciñe sólo a la pérdida de derechos de los trabajadores, a la explotación o a la devaluación salarial sino que también se circunscribe a las condiciones en que hay que desarrollar la actividad. En España incrementan cada año las horas extraordinarias no remuneradas mientras que el número de horas productivas desciende, la presión de los empresarios para alcanzar los objetivos bajo la máxima de “más por menos” hace que los niveles de estrés se disparen y, por ende, el riesgo a sufrir un accidente o una enfermedad laboral. Estos hechos los podemos ver en los datos de los accidentes por sector empresarial. La hostelería es la sección de actividad donde más se incrementó la siniestralidad laboral, un 12,4%, seguida del transporte y la logística (7,8%) y de la industria manufacturera (7,1%).

Si no se paran las políticas de empleo del Partido Popular y de las élites empresariales los niveles de siniestralidad laboral se incrementarán en la misma medida que la precariedad. Ya no se trata sólo de un problema de condiciones laborales sino que la vida de los trabajadores está en constante peligro.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. la reforma laboral lo que ha provocado, es cobrar sueldos de mierda, más beneficio para los amigos de los políticos a los que colocan cuando salen de dar su sangre y su sudor por los ciudadanos, han provocado el exilio de 2 millones de jovenes españoles entre ellos mis dos hijos, van a provocar que con lo que se pagan de seguros sociales dado la mierda de sueldos que tenemos no tengan para pensiones, para sus mega sueldos sus mega obras si pero para pensiones no, y lo más sangrante y de risa es que la ministra que han puesto NO HA PEGADO PIQUE EN TODA SU P. VIDA NI EN EMPRESAS PRIVADAS NI PUBLICAS TODA SU VIDA DEDICADA A AMARGAR LA VIDA DE LOS DEMAS OSEA POLITICA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cuatro =