Los atentados ocurridos en los últimos diez días en diferentes países han provocado una alarma general en distintos estados y en la ciudadanía, hasta el punto de que esta madrugada se ha producido una avalancha en el metro de Nueva York por la psicosis de un posible atentado, que no ha existido, y que ha provocado por el momento quince heridos.

Lo ocurrido en Nueva York refleja lo que está pasando en Europa y parte del mundo occidental. Incluso, los incidentes de La Madrugá de Sevilla responden al pánico, pues en algunos momentos se pensó que podrían estar sufriendo un atentado yihadijsta, y como se sabe, nada más lejos de la realidad, a pesar de que algunos de los detenidos no dudaron en utilizar el grito de “Alá es grande”.

Países como Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos están en alerta máxima por un posible atentado terrorista. El nuevo sistema empleado por los terroristas, que consiste en atropellar a los viandantes, hace más fácil cobrarse gran número de víctimas, teniendo así gran publicidad internacional y haciendo que cunda el pánico.

Durante los últimos días se han repetido atentados en distintos lugares, como Estocolmo (Suecia), Dortmund (Alemania) mientras se suceden de manera diaria en Siria, y la escalada de tensión aumenta entre Corea del Norte y Estados Unidos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Nueve + Diez =