La problemática del Real Madrid Baloncesto

0

El conjunto blanco finaliza esta temporada con tan solo el título de Copa entre sus manos, habiendo aspirado a un triplete. Tras perder el título de Liga a manos del Valencia Basket, llega el momento del autoanálisis y de recomponer a un equipo que quiere a Pablo Laso en el banquillo.

Tres derrotas consecutivas

El Real Madrid veía este fin de semana como perdía otro de los trofeos que tenía dentro de su lista de obligatorios esta campaña. El conjunto de Pablo Laso, que había dominado la competición española y la Euroliga prácticamente desde octubre a abril (consiguió ser líder en un total de 62 partidos de la fase regular entre ambos torneos) no ha sabido trasladar ese dominio a los playoff como sí lo hacían los Warriors, ganadores de la NBA y favoritos en las apuestas a revalidar el título, y veían primero desaparecer el triplete al caer derrotado en la Final Four de la Euroliga y, después, el doblete, con el Valencia alzándose campeón de Liga en la Fonteta.

Y lo peor es que el conjunto taronja no solo le arrebataba el título en el cuarto choque del Playoff Final, sino que además conseguía que el conjunto blanco rompiera su magnífica racha de victorias en seis años. El Real Madrid llevaba seis años sin perder tres partidos consecutivos en un playoff, concretamente desde el año 2011 en que el Bilbao Basket derrotaba a los madridistas en las semifinales.

Y es que el cansancio físico y mental producido por el desgaste de los 82 partidos que ha disputado el Madrid (récord del club en un año) con un balance espectacular de 60 victorias y 22 derrotas ha marcado el dramático desenlace.

Llull en defensa de Pablo Laso

El base blanco Sergio Llull confesaba tras la dramática derrota que: “Es un varapalo muy duro”. El baloncestista de Mahón, que pese a la caída de su equipo, ha cerrado un año histórico entrando en el TOP 10de puntuación, además se alzaba como el líder de tres de las clasificaciones de los apartados estadísticos de la eliminatoria final. Llull lidera en el apartado estadístico de valoración, promediando un 23,3, destacaba como máximo anotador de la final promediando 20,3 puntos por choque y además en el apartado de las asistencias, en el que promedia unos 4,5 pases.

El base blanco también hablaba en la rueda de prensa postpartido, que ahora es momento de autocrítica, pero también de seguir hacia delante. Además hacía un llamamiento en el que afirmaba que Pablo Laso debe continuar dirigiendo el banquillo merengue: “Siempre he dicho que desde que llegó Pablo Laso se están haciendo las cosas muy bien. Hay que seguir confiando en el talento de Pablo y en el de todo el equipo”.

Laso aterrizó en el Real Madrid en 2001 y con él, el Real Madrid ha ganado 13 títulos (5 Copas, 3 campeonatos de la ACB, 3 Supercopas, 1 Euroliga, 1 Intercontinental) tras jugar 18 finales de las 25 posibles. Hasta ese momento, el conjunto blanco en las 25 temporadas anteriores había ganado el mismo número de títulos (13), pero de 85 posibles.

El Chapu dice adiós y cuatro jugadores quedan libres

Todo parece apuntar a que el Real Madrid mantendrá a Laso en el banquillo (le queda otro año de vinculación), pero tantas derrotas han generado tensiones que provocaran cambios dentro de la plantilla blanca, en la que cuatro jugadores acaban su contrato. Felipe Reyes va a renovar, mientras que Nocioni ya ha dicho su adiós profesional. Es seguro que Draper se irá y la gran incógnita es para Taylor, que con su gran papel defensivo esta campaña muy probablemente acabe renovando.

Llull, Doncic, Ayón y Randolph son fijos, quizá también Thomkins, aunque no tanto Hunter. Lo que sí se necesita es un jugador exterior que ayude a Llull en el perímetro. El nombre de Camapazzo suena con fuerza.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − seis =