La Familia Real española, con los cuatro monarcas presentes, ha protagonizado uno de los actos más emotivos para la Corona desde que el Rey Felipe protagonizara su entronización tras la abdicación de su padre, Juan Carlos I. Felipe IV ha entregado a su hija Leonor, Princesa de Asturias, el Toisón de Oro como símbolo de continuidad de la Monarquía en un momento complicado tras la crisis soberanista.

El Rey, que ha mostrado su orgullo por la Princesa de Asturias, se ha mostrado cercano y emocionado con su familia en un acto al que ha asistido el presidente del Gobierno y otras altas autoridades del Estado,.

La situación de la Monarquía no es fácil tras el caso de corrupción del marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarín, y la imagen de la propia hija del rey Juan Carlos sentada ante los tribunales.

Cada vez son más voces las que se atreven a reclamar la República, que en el panorama político ha protagonizado Podemos e IU, así como los nacionalistas. La intervención de Felipe VI con la crisis catalana, con una postura de total apoyo al Gobierno de Rajoy, tampoco ha hecho mejorar la situación incluso entre otros sectores y partidos que aún no piden el fin de la monarquía.

Toisón de Oro

La Insigne Orden del Toisón de Oro fue creada en 1430 por el Duque de Borgoña Felipe III el Bueno, con motivo de su matrimonio con Isabel de Portugal. Vinculada a la Familia, y no al Ducado de Borgoña, pasó, por el matrimonio de la Duquesa María con el Emperador Maximiliano, a su nieto Carlos I de España, el Emperador Carlos V. Desde entonces, los Reyes de España son los Soberanos y Grandes Maestres de la Orden.

Fue precisamente Carlos V quien celebró en 1520 en Barcelona el único Capítulo de la Orden que tuvo lugar en España. Aún hoy la sillería del coro de su catedral ostenta las armas de los cincuenta y un caballeros que en aquella fecha la formaban. Tras el último Capítulo, celebrado en la Catedral de San Bavón de Gante en 1559, Felipe II se reservó el derecho de nombrar Caballeros en las plazas vacantes, y lo ejerció nombrando directamente Caballero al Rey Francisco II de Francia en 1560.

El Collar de la Orden, inspirado en el mito de Jasón, consta de un collar de oro con las armas de los Duques de Borgoña, del que cuelga el Toisón o Vellocino, también de oro. Los collares son propiedad de la Orden, a la que deben devolverse a la muerte de cada Caballero.

Soberanos y miembros de Familias Reales y destacadas personalidades de la aristocracia, la política y las armas, españolas y extranjeras han recibido el Toisón desde su fundación. El número de Collares entregados desde entonces asciende a cerca de mil doscientos.

En 1985, Don Juan Carlos concedió por primera vez el Toisón a Soberanas reinantes, que lo fueron las Reinas Beatriz de los Países Bajos y Margarita de Dinamarca, y en 1989 lo recibió la Reina Isabel II del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. La continuidad dicen…garrapatas…son una plaga, de continuidad nada. Que continuen viviendo los años que les correspondan, pero de reyes nada, pueblo, como los demàs, y a currar…paràsitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =