La intervención del Popular por parte de la Junta Única de Resolución y la compra por parte del Santander por un euro de la sexta entidad financiera del país no sólo se ha cebado con los más de 300.000 pequeños accionistas —jubilados, pensionistas, trabajadores, autónomos— sino que está teniendo unas consecuencias devastadoras con los propios empleados del Popular.

Incertidumbre, temor, miedo, nerviosismo o resignación son algunas de las expresiones que hemos escuchado tras hablar con ellos. Este nuevo estado de la situación se une a la que ya vivieron durante los meses en que no tenían ninguna certeza de lo que sería de ellos tras las noticias interesadas publicadas por ciertos medios, informaciones que llegaban a las redacciones desde la planta noble del Edificio Beatriz de la calle José Ortega y Gasset de Madrid. Leer, escuchar o ver lo que esos medios publicaban junto con los datos alarmantes del valor bursátil del banco hicieron que muchos de ellos, que acababan de vivir un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), se vieran obligados a trabajar bajo los efectos de calmantes o ansiolíticos por la tensión que se masticaba. Esta incertidumbre por su situación personal se unía a la que veían en los clientes o en los accionistas que visitaban a diario las oficinas para saber qué estaba pasando. El temor se acrecentaba mientras veían cómo esos mismos clientes retiraban sus depósitos o daban órdenes de venta de sus títulos o productos de inversión. En aquellos días se dieron situaciones dolorosas, tal y como ya contamos en este medio, como, por ejemplo, que tuvieran que ser los propios clientes los que consolaran las lágrimas de los empleados.

El día 7 de junio fue un trauma. Se acostaron con la incertidumbre y se despertaron con que habían regalado la entidad en la que trabajaban por un euro a otro banco.

Una trabajadora, que ha querido que mantengamos su anonimato por razones obvias, ha confirmado a Diario16 que “Desde antes del ERE, incluso antes, ya había un ambiente raro en el banco. Había una calma muy extraña, muchos rumores. Daba la sensación de que era el preludio de algo”. Y nos dice que, con su experiencia en el mundo bancario y en los mercados, lo que se ha hecho al Popular no fue el resultado de un movimiento de la bolsa que tenía que haber algo más. “No puede ser de otra manera. Cualquiera con dos dedos de frente sabe que esto no se hace de la noche a la mañana”.

Desde ese día 7 de junio el nivel de incertidumbre se ha mantenido. Lo único que ha cambiado ha sido la causa de la misma. Son muchos trabajadores los que nos dicen que siguen trabajando gracias a las pastillas porque el hecho de no saber qué va a ser de ellos les impide tener una jornada laboral tranquila. Esperan que en cualquier momento se pueda tomar una decisión del Santander de prescindir de ellos como ya ocurrió con los trabajadores de Banesto. El problema que tiene la entidad cántabra es que para ejecutar un ERE no van a poder echar mano a las prejubilaciones porque tras el Expediente de 2016 apenas quedan empleados que cumplan con los requisitos para acogerse a esta solución. En principio se calcula que no se tomará ninguna decisión hasta que el Popular esté totalmente incluido dentro del Grupo Santander, es decir, unos 18 meses. Sin embargo, tal y como están acelerando desde el banco cántabro los tiempos todo puede pasar y eso provoca que la incertidumbre sea mayor. Un trabajador que lleva más de 20 años en el Popular nos dice que “La incertidumbre continua igual. La plantilla tiene asumido que van a hacer ERE. Lo que ocurre es que muchos compañeros tienen la esperanza de que se den unas condiciones aceptables para poderse ir”.

Preguntamos a una joven empleada si han cambiado las condiciones laborales desde el 7 de junio y su respuesta nos deja atónitos: “Los niveles de presión comercial son insoportables. Te hablo de multi conferencias diarias a las 8 y a las 3. En medio, correos y llamadas para hacer un seguimiento de la actividad comercial. Ponen objetivos inalcanzables con la amenaza a la plantilla de que si no se cumplen va a haber consecuencias. En las comunicaciones a la red se nos advierte de las pésimas consecuencias que tendrá el incumplimiento de los objetivos comerciales. Haciéndonos responsables de ello. Esto encima de haber saqueado a la plantilla con las acciones. Parece que se les ha olvidado lo ocurrido hace mes y medio”.

En un correo electrónico de un director regional al que ha tenido acceso Diario16, se puede leer lo siguiente: “Reflexionad, por favor, acerca de que no tiene sentido que en lugar de irnos de la oficina y descansar, tengamos que hacerlo con la preocupación añadida de las consecuencias negativas porque hayamos sido incapaces de cumplir un solo compromiso. Reitero, primordial por favor que hasta en la última oficina se cumplan los objetivos de inversión cuanto antes. Ved cómo y con quién vais a hacerlo”. Comunicaciones como esta son cada día más habituales.

Las informaciones publicadas por Diario16 respecto a cómo se gestó la operación para entregar el Popular al Santander han calado en la plantilla y, sorprendentemente, también en la nueva dirección del banco porque, según confirma a este medio un trabajador, les resulta sorprendente que en las reuniones diarias “ya aparecen referencias a la legalidad de la intervención. La respuesta que dan es que no se haga caso que son malintencionado de la prensa. Eso mismo ocurrió antes del ERE y de la intervención. Por eso es llamativo y sospechoso”.

El escepticismo ante las resoluciones que puedan tomar la justicia española y europea también es mayoritaria entre los empleados, aunque algunos todavía tienen esperanzas en que los tribunales tumben la operación. “No creemos que vaya a cambiar nada, todo está bien atado y manipulado. El Santander continúa dando pasos tras haberse oficializado el acuerdo. De todos modos, estamos expectantes. Es tan complejo todo que tampoco sería sorpresa que saltara la liebre por algún sitio”, nos confirma otro trabajador.

Muchos de los trabajadores del Popular también son pequeños accionistas. Fueron miles los que compraron títulos en la ampliación de capital de 2016 o los que ya tenían acciones anteriormente. Nadie podía esperar que se produjera un ataque contra esos valores que eran seguros. Si no lo hubieran sido, ¿los propios empleados, que tienen más información que cualquier ciudadano, se hubiesen arriesgado a solicitar préstamos o adelantos de nómina para adquirir esos títulos? Evidentemente, no. Su rabia hacia la operación por la que se les ha incautado esa pequeña inversión, como a los otros 300.000 pequeños accionistas, es grande, sin embargo, comprobamos cómo la incertidumbre y el miedo supera en algunos casos al enfado o la indignación.

Preguntamos a una trabajadora si los sindicatos no están defendiéndoles y nos hace una mueca que demuestra escepticismo y nos dice que “Cuando el Santander lanzó la campaña de las preferentes como compensación, los dos sindicatos más grandes se quisieron apuntar el gol”.

Así es cómo los trabajadores están viviendo una operación que les ha transformado en víctimas, al igual que los más de 300.000 pequeños accionistas. Mientras esto ocurre en las oficinas o en los servicios centrales del Popular, el Santander sigue negociando y comerciando con los activos de la sexta entidad financiera del país aún sin haber obtenido la autorización de Bruselas. Mientras esto ocurre, la entidad cántabra estará creando un plan para que el ERE de los trabajadores del Popular les cueste lo menos posible, independientemente del daño que ya están haciendo a quienes se dejan día a día la piel por el banco en el que han trabajado y que, en muchos casos, sienten como suyo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

15 Comentarios

  1. !Estan locos los sindicatos si quisieron auntarse este “gol”!
    una vez leído el HR no es cierto que compensen con 680 M. los 680 son bonos de fidelización perpetuos -como las preferentes-. En realidad lo que te “compensan” es el 1% anual de la cantidad que has invertido SOLO en la ampliación y te obligan a no demandar por las anteriores, aquellas de las que emanaron los derechos de la ampliación, ni las que compraste después para promediar, los obligan a mantener las cuentas de las que Santander les cobrara más de lo que te pagan. Por otro lado tomar el 1% anual que es lo que te darán es muy poco comparado con el 75/80% que se espera obtener en las demandas de reparación de daño de cualquier juzgado de primera instancia español. Veremos cuantos pican el anzuelo.
    Las obligaciones PERPETUAS contingentemente amortizables NO son canjeable a los 7 años; A partir de los 7 años “podrían” -que no es lo mismo- ser canjeados y con autorización del BCE pero son perpetuas y “absorbibles” en caso de pérdidas. ¿Cuándo se pagará un bono si quien lo tiene que pagar decide cuándo lo hará? ¿Acaso nunca? ¿En 100 años no perderá dinero algún ejercicio y las absorberá? Estamos de acuerdo y, tal como informó Financial Times el pasado 15 julio, el “impacto es nimio para Santander”, porque nimia es la oferta y más nimio aún los ciudadanos que aceptarán renunciar al todo por un nimio 1% de una parte mínima de sus acciones.

    • Asta ahora los empleados de banca os creiais intocables,los directores dioses pero ahora joderos que habeis hecho a mucha gente ,ahora os toca a vosotro

  2. En el paro se vive de coña,eso si para encontrar trabajo lo teneis crudo,bueno hacen falta camareros y personal de limpieza

  3. Ante todo darles las gracias por seguir denunciando el atropello al que se han visto sometidos los accionistas del Popular y en por partida doble sus trabajadores. El comportamiento del Santander ha sido vergonzoso. Nos lo han querido vender como un salvador nacional cuando lo que se esconde es un regalo para su saneamiento. Le dan dinero de los accionistas por la puerta de atrás y en caso de que los tribunales dieran la razón a los accionistas serán las arcas públicas las que harán frente a la indemnización, es decir, se rescata al Santander con dinero público de forma encubierta. Pero lo ruin de este banco llega al colmo con la oferta a los accionistas que fueron a la ampliación. Un engaño despreciable. Es evidente que la operación del popular se gestó desde hace meses, y todos sabemos quienes están detrás de la misma. Es esto un Estado de Derecho?. Es esto economía de Libre Mercado?. Hechos como este nos muestran a las claras que nada de este es verdad y que la economía y los cargos electos están al servicio de grupos como el Santander. Es fácil, sin duda, hacer negocios de esta forma, muy fácil. Todos nos podríamos hacer riquísimos de un día para otro, sin ningún esfuerzo con la ayuda de los compadres del gobierno y estas operaciones nos las venden como grandes actuaciones (que acuden a salvar a la patria), por parte de los dirigentes del banco y del gobierno. Una vergüenza que nos debe animar a pensar más.

  4. Lo siento por los empleados del B. Popular, y, lo siento porque conozco perfectamente al b. Santander, si ya partimos que la familia Botin hace honor a su apellido utilizando los metodos que sean, sin escrupulos, haciendo intrigas de palacio y pactando hasta con el diablo. Objetivos, objetivos, llamadas, videoconferencia, presentar resultados de la gestión del dia antes de las 15 horas, etc.
    He visto a mas de uno del Banesto que no pudieron aguantar la presión y murieron uno en la oficina, otro en una reunion con la Regional, otro cuando se dirigia a su oficina. Lo siento la verdad.

  5. Se sigue diciendo que no hay gente para prejubilar. Según la Sra Botín sólo quedamos 60 empleados mayores de 55
    Mentira o mal informada. Del ere nos quedamos 300 a las puertas más lo que no se apuntaron. De 400 a 500

  6. Totalmente de acuerdo: a quien han rescatado es al Santander y se va a demostrar cuando el estado devuelva a los 300000 accionistas los cuartos de sus acciones, tiempo al tiempo.

  7. Estoy de acuerdo contigo (Juan), coincido plenamente.
    Felicitar a la prensa libre que se está dejendo la piel con este tema, y desenmascarando a estos canallas. Ojalá el TJUE hiciera volver la compra atrás. Ánimo sigamos así !

  8. Nada de lo sucedido hasta la fecha sería posible sin la anuencia del Gobierno. El italiano es más valiente que el español a la hora de defender a sus ciudadanos-accionistas. Rajoy solamente se preocupa de las grandes cifras. Le interesan que los números cuadren, déficit, deuda,etc.
    El Popular era un problema, que visto lo visto, es un bastón para Santnader.
    Pero la izquierda pasa de esto. Están con el puño en alto cantando la internacional y les preocupamos poco.
    Solamente nos queda el Poder Judicial, autónomo, independiente e imparcial. Esta es la mejor ocasión para demostrarlo.26

  9. si la justicia no pone freno, a estos desmanes volveremos al salvaje oeste.
    el maton del pueblo se cree que es intocable y que puede hacer lo que se le antoje pasando de leyes y de derechos fundamentales , hay que parar al santander . se ha dado cuenta que le han cogido e intenta hacerlo todo muy rapido hay que controlarle para que no venda lo que no es suyo.tanto el capital humano que trabaja ,para el son solo numeros ,como los bienes del banco
    no estaba tan mal el popular ,pues ya tiene apalabrado la venta de 30.000 millones de euros, a cambio de un euro no esta nada mal.
    es mas parece como si tuviera ya amañada la venta del inmobiliario antes incluso de haber hecho el robo que ha realizado.
    yo creo que anticorrupcion tiene que tomar cartas en el asunto o los bienes del popular podrian desaparecer de la noche a la mañana

    • lo del matón del pueblo, no hace falta irnos a la parte de eeuu hispana… son los caciques de toda la vida… k los hay, son franquistas y se creen x encima del bien y del mal, alguno socialista tb hay

      en texas y la parte q conquistó españa y q sigue llena de descendientes españoles, será la parte de eeuu con mas caciques desde luego

  10. lo que no entiendo es como ron no pudo hacer en años lo que al santander le ha costado diez minutos.
    porque aliseda se vendia al popular por casi mil millones de euros mientras al santander se vendio por solo 180 millones .
    todo en este caso vuele amañado. ron no pudo conseguir lo que al santander le ha resultado facilisimo y ademas otro chollo ,controlar totalmente la inmobiliaria
    habia una sombra para que el popular no levantara cabeza ,era un plan que a lo mejor estaba trazado desde dos años antes ,cuando vieron la guerra interna que se estaba desatando dentro del consejo de direccion del popular,no se ,ahi lo dejo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 1 =