El posible amaño del partido correspondiente a la Segunda División B que el pasado sábado enfrentó al Barcelona B y al Eldense, con resultado de 12-0 favorable al conjunto culé, ha vuelto a colocar en el punto de mira al fútbol.

Tanto es así que Diario16 se ha puesto en contacto con Rodrigo Gómez García, diputado del grupo parlamentario Ciudadanos, que el pasado 2 de septiembre de 2016 presentó una pregunta sobre las medidas y actuaciones concretas llevadas a cabo por el Gobierno sobre el amaño de partidos de fútbol en relación con apuestas deportivas.

Una pregunta que el Partido Popular respondió parcialmente y en la que no se especificaban los plazos y las medidas concretas para la puesta en funcionamiento del Convenio del Consejo de Europa en relación a la Manipulación de las Competiciones Deportivas. “La respuesta que recibimos por parte del Gobierno era que se estaban reuniendo para estudiar el caso, pero realmente no se ha tomado ninguna medida al respecto”, asegura Gómez García para agregar que: “España firmó un convenio internacional contra los amaños de partidos, que aún no se ha ratificado, y en el que se exponían una serie de medidas que España aún no ha implementado”, recalca el diputado.

Según recoge la Disposición adicional sexta de la Ley de regulación del juego: <Reglamentariamente se fijará el porcentaje, o su equivalente, aplicable a la recaudación obtenida de las apuestas para determinar la cantidad que será objeto de retorno al Deporte>. Una medida que el Gobierno no ha efectuado, y que supondría un soplo de aire fresco para el deporte y para las casas de apuestas que se están viendo afectadas por los casos de amaños en los partidos. “Esos beneficios servirían para financiar al deporte, que tantos recortes ha sufrido, pero también servirían para crear ese órgano regulador y de control en las apuestas deportivas que las propias operadoras de juego están solicitando”, explica Rodrigo Gómez García.

Siete meses después de que la agrupación naranja presidida por Albert Rivera pidiera explicaciones al Gobierno sobre los amaños en los partidos de fútbol, este deporte se ha visto envuelto en un nuevo escándalo condenado públicamente por Cheikh Saad, jugador del Eldense, que apuntaba como algunos compañeros de su equipo y el entrenador amañaron el encuentro contra el Barcelona B por unas apuestas en las que, también se especula, pudo intervenir la gestora del club alicantino.

Y es que, a pesar de que el Eldense ha decidido prescindir su contrato con un grupo inversor italiano que dirigía la gestora del club, por motivos ajenos al amaño del partido, según revela Gómez García este es otro problema que se debería abordar y que tiene su origen en la reforma que, en 1990, se hizo en la ley del deporte para sanear las deudas de muchos clubes de fútbol españoles. “El problema es que desde que se crearon las Sociedades Anónimas Deportivas con el objetivo de sanear nuestro fútbol, cosa que no ha sucedido, muchos inversores extranjeros han llegado a los clubes con otro tipo de intenciones”. Una reforma que al parecer se ha quedado ambigua en el fútbol actual y que “habría que modificarla”, pues “todas las personas que invierten en el fútbol español son bienvenidas, pero que lo hagan con una serie de controles”.

Una práctica de conductas delictivas que, tal y como subraya el miembro de Ciudadanos, afectan en mayor medida a las categorías inferiores del fútbol. “El problema de los amaños no está en el fútbol de Primera y Segunda División sino en Segunda División B, en Tercera División y en el deporte aficionado”, señala el diputado Rodrigo Gómez y explica: “Un partido de Primera División se televisa y es mucho más fácil de controlar” pues los jugadores tienen unos salarios bastante más elevados y no necesitan “jugarse su carrera deportiva amañando partidos”. Caso contrario para el resto de futbolistas de las categorías inferiores. “En el fútbol aficionado los incentivos por amañar partidos son mucho más altos que los sueldos que perciben los jugadores”, lo que puede incitar a los futbolistas para “sacarse un dinero extra”, relata a Diaro16 el diputado de C’s.

Por todo ello, Ciudadanos reclama una actuación inmediata por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD). “El Consejo Superior de Deportes es el responsable cuando no afecta al fútbol profesional o la Primera División de baloncesto”, cuya responsabilidad recaería entonces en la Liga de Fútbol Profesional (LFP) que abarca Primera y Segunda División de fútbol y la Liga ACB de baloncesto.

Mientras que la LFP ha creado “un órgano regulador para vigilar que no se produzcan amaños en los partidos”, el CSD “no ha hecho nada con el fútbol aficionado, que es lo que le corresponde”, comenta el también abogado Rodrigo Gómez; quien aboga por una solución adecuada al problema, como por ejemplo, monitorizar los partidos. “Todo lo que está haciendo la Liga en Primera y Segunda División habría que extrapolarlo a todas las categorías”. Además cree necesario llevar a cabo “una labor de concienciación con todos los clubes”. Y advierte que no se debe de mirar para otro lado. “Esto no es un hecho aislado, es un problema muy grave que se debe controlar”, porque no solo afecta al fútbol. “También se han dado casos de amaños en las categorías inferiores del tenis”, desvela Gómez García.

Sin embargo, el diputado de C’s no ve la necesidad de endurecer el código penal para que este tipo de delitos dejen de prescribir. “No creo que sea necesario modificar el código penal. Podría revisarse el código penal y realizar alguna pequeña modificación”, aunque recalca que “desde Ciudadanos no creemos que sea una cuestión de legislación”. Más bien se trata de “trabajar” o incluso “crear una fiscalía especializada sobre estos asuntos”, advierte el diputado; e insiste en que este es un problema que tiene que solucionar el Gobierno, pues “es quien tiene las normas y la legislación para poder actuar inmediatamente”, reitera.

Hasta hace poco más de 10 años el mundo del deporte se vio duramente perjudicado por los innumerables casos de doping, que continúan produciéndose aunque en menor medida, para el diputado Rodrigo Gómez García “el amaño de partidos es la nueva lacra del deporte que cada día va a más”. Y es que lo que antes era para “un caso puntual” ahora se ha convertido en una práctica habitual. “Prácticamente todos los fines de semana se producen amaños por las apuestas más insólitas, como cuántos córners se van a sacar en un partido”, se lamenta el abogado.

Lo cierto es que cada vez son más los episodios tanto de violencia física y verbal como el amaño de partidos en los que desde sus inicios se ha visto envuelto el balompié. Aunque últimamente se están agudizando y extendiendo por Europa con una soltura descarada, lo cual provoca que la mayoría de los españoles se pregunten ¿por qué se está pidiendo depurar responsabilidades políticas al respecto ahora y no antes? Gómez García encuentra una respuesta a esta cuestión. “Durante todos estos años el gobierno se ha preocupado mucho por la violencia y los amaños generados simplemente en el deporte profesional”. Claro ejemplo de ello es que “el anterior presidente del CSD se limitó a sanear las deudas del fútbol a través del reparto de los derechos audiovisuales”, pues “había unas deudas muy importantes que había que sanear. Pero no se ha hecho nada más”. Por ese motivo, Ciudadanos “ha pedido la comparecencia del secretario de estado para el deporte para que nos diga qué está haciendo para evitar todo esto”, sentenció.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 11 =