Los cuatro agentes de la Policía Municipal de Pamplona que en primer lugar atendieron a la víctima de la violación grupal en los sanfermines de 2016 han ratificado ayer en sede judicial, que la actitud de la chica no parecía fingida. Además, estos policías municipales y los tres policías forales que intervinieron tras la agresión, han ratificado en la tercera jornada del juicio los informes que elaboraron tras su actuación.

La Fiscalía pide para cada uno de los cinco procesados de 22 años y 10 meses de prisión; los acusados en la sesión del lunes se declararon inocentes de un delito continuado de agresión sexual y otro contra la intimidad, sólo uno admitió el robo del móvil de la joven.

La tercera jornada del juicio finalizó pasadas las dos de la tarde de ayer, tras algo más de cuatro horas. La sesión había comenzado sobre las diez de la mañana con el testimonio que prestaron los cuatro policías municipales durante unas dos horas y media. Tras la declaración de estos agentes, se hizo un receso de unos veinte minutos y a continuación se reanudó la sesión con el testimonio de tres agentes de la Policía Foral.

En la sesión de ayer miércoles, el juez aceptó incorporar a la causa un informe de detectives privados encargado por las defensas sobre la vida de la víctima días después del suceso. La polémica investigación concluye que la joven siguió haciendo vida normal y no quedó “traumatizada”.  

Las feministas han convocado a través de las redes una protesta para este viernes en Madrid con el fin de denunciar lo que consideran “abusos judiciales” en el proceso. Este colectivo de mujeres ha acusado a la Justicia de ser “cómplice de los agresores” que, añaden, “saldrán impunes una vez más”.

La agresión grupal ocurrió a las 03:00 horas del 7 de julio de 2016 y fueron los policías municipales los primeros en acudir a auxiliar a la víctima, después de que una pareja la encontrara “llorando”, los agentes han ratificado, según uno de los letrados, el primer informe que realizaron, en el sentido de que la actitud de la joven no era fingida. Los policías forales, que participaron en la identificación y detención de los cinco acusados, también han mantenido sus testimonios.

Para las sesiones de hoy jueves y mañana viernes, cuarta y quinta, la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha citado a declarar a otros nueve agentes de la Policía Municipal de Pamplona y cuatro más de la Policía Foral. También están llamados para el jueves tres testigos: el portero de un hotel, una vecina del portal número 5 de la calle Paulino Caballero, donde ocurrieron los hechos, y la persona que encontró el móvil de la joven que uno de los acusados, un guardia civil, reconoció el primer día de juicio que le había “sustraído”.

El lunes la víctima testificó durante casi cuatro horas y en su declaración confirmó que los acusados actuaron “valiéndose de su superioridad física y numérica” y de la “imposibilidad” de la joven de “ejercer la más mínima resistencia”.

El tribunal admitió para su declaración el visionado de los vídeos que de los hechos grabaron los propios acusados, pero como ninguna de las partes lo pidió, la mujer no tuvo que verlos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =