La población española creció en el 2016 por primera vez en los últimos cinco años, según datos oficiales hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

En este sentido, el número de habitantes en nuestro país creció en un total de 88.867 personas, un 0,19%, durante el año pasado, con lo que ya viven en España 46,53 millones de individuos.

La población residente en España creció en 2016 por primera vez desde el año 2011 hasta los 46.528.966 habitantes, con un incremento de 88.867 personas, un 0,19% respecto al año anterior, según las ‘Cifras de población a 1 de enero de 2017, Estadística de Migraciones 2016’ publicadas este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, se rompe una tendencia a la baja que venía registrándose desde 2011, el último año en el que se produjo un crecimiento poblacional (del 0,32%). En 2012 ya se redujo hasta los 46,8 millones de habitantes; en 2013, hasta los 46,7 millones; en 2014, a 46,5 millones; y en 2015, a 46,4 millones.

El aumento se debe principalmente a un saldo migratorio positivo, es decir, a que entraron al país más personas de las que lo abandonaron

Del total de habitantes que residen en España en la actualidad, 42,1 millones son españoles y 4,4 millones, extranjeros. En concreto, el número de españoles aumentó en 2016 en 81.975 personas y el de extranjeros, en 6.892. En estos resultados influye el proceso de adquisición de nacionalidad española que afectaría a 150.739 residentes.

Por nacionalidades, los mayores descensos en términos absolutos se produjeron en las poblaciones de Rumanía, Bolivia, Marruecos y Ecuador, mientras que los mayores aumentos se produjeron en nacionales de Italia, China y Ucrania.

El incremento poblacional durante 2016 fue fruto de un saldo vegetativo (nacimientos menos defunciones) prácticamente nulo (-259 personas) y de un saldo migratorio que fue positivo por primera vez desde 2009, alcanzando las 89.126 personas. Esto fue debido a que 417.033 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en España (un 21,9 % más que el año anterior) frente a los 327.906 que emigraron (un 4,6 % menos).

Sin emigración

No obstante, este saldo positivo se debe principalmente a la llegada de extranjeros en contraste con la salida de españoles. Así, la emigración de españoles al extranjero apenas se reduce un 9% y son 86.112 los que abandonaron el país en 2016 por 62.572 que volvieron (un 20,1% más respecto a 2015), dejando un saldo migratorio de población nacional de -23.540.

Así, la emigración de españoles al extranjero apenas se reduce un 9% y son 86.112 los que abandonaron el país en 2016 por 62.572 que volvieron (un 20,1% más respecto a 2015), dejando un saldo migratorio de población nacional de -23.540.

En cuanto a la población extranjera, España recibió 354.461 habitantes nuevos, un 22,2% más, mientras que 241.795 (-3%) decidieron salir del país.

 

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 8 =