Una feminista conocida y reconocida podría formar parte de la Real Academia de la Lengua (RAE). La periodista y escritora Rosa Montero compite así por formar parte de una institución que aún se resiste al lenguaje no sexista y que, entre sus 44 sillas, sólo 8 están ocupadas por mujeres.

Pero para poder ocupar el sillón M de la RAE Montero tendrá que medirse con el filólogo, escritor y crítico Carlos García Gual.

La convocatoria de esta plaza de académico de número se publicó en el BOE el pasado 16 de marzo y ayer el pleno de la RAE recibió la notificación formal.

La lectura de los elogios y méritos de los candidatos se efectuará en el pleno del 27 de abril próximo y la votación se llevará a cabo el 4 de mayo.

Tal como señala el artículo de los estatutos de la RAE, que establece las normas de ingreso de nuevos miembros en la corporación, cada una de estas candidaturas está avalada por tres académicos.

La de la escritora Rosa Montero (Madrid, 1951) cuenta con el respaldo de Margarita Salas, Carme Riera y Pedro Álvarez de Miranda.

Los firmantes de la candidatura del catedrático de Filología Griega Carlos García Gual (Palma de Mallorca, 1943) son Francisco Rodríguez Adrados, Juan Luis Cebrián y Carmen Iglesias.

Se da la circunstancia de que Rosa Montero, con respecto a la polvareda levantada cuando la RAE se mostró contraria al lenguaje de género, escribió esto en El País: “ Yo ya no uso “el hombre” como genérico, porque me chirría. Utilizo “el ser humano” o “los humanos” y las frases quedan, creo, más naturales, porque la sociedad ya ha dejado eso atrás. A veces, estando muchas mujeres con un solo hombre, se nos ha escapado sin querer un “todas” y nos hemos reído. Quién sabe, quizá en el futuro la concordancia se hará con el género que más abunde en cada momento. Pero, de ser así, saldrá naturalmente; y me temo que antes tendríamos que haber cambiado mucho”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorDetenido Javier López Madrid por presunta financiación ilegal del PP de Madrid
Artículo siguienteShangay ¡bienvenidos al artivismo!
Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre y Directora de Comunicación de HoffmannWorld y Catalina Hoffmann. Asesora a personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

5 Comentarios

  1. Pues ustedes perdonen: no hay color. Hombre, mujer…lo que importa en este caso es el mérito en la obra del elegido. Y aquí, repito, no hay color…ni género.

  2. Alguien que escribe algo que llama novela a partir de perder a su esposo en los lavabos de un aeropuerto merece un puesto en el Club de la Comedia, pero un sillón en la RAE es pasarse con la broma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once + 3 =