El lunes en el acto de Impulsa-Podemos ya había sido claro Íñigo Errejón: el modo de elección de la Comisión de Garantías era clave para llegar a un acuerdo de mínimos. Sin embargo, la insistencia del secretario de Organización, Pablo Echenique, de no establecer un claro sistema de incompatibilidades, como piden errejonistas y anticapitalistas, ha provocado la última escenificación pública de las hostilidades.

La imagen de Pablo Iglesias abroncando en el hemiciclo a Errejón, y éste respondiendo como nuevo macho-alfa, es sólo la muestra palpable de una quiebra que va más allá de las ideas. Miguel Urbán ha tratado de mediar entre ambas posiciones, pero no se puede estar en misa y repicando, por lo que tampoco ha evitado la trifulca.

Irene Montero ha salido en defensa de las posiciones pablistas, durante una intervención en RNE, alertando del daño que están haciendo los errejonistas al permitir el “hostigamiento de la élites” contra Iglesias. En ese sentido piensa Montero que ve “difícil y complicado llegar a un acuerdo con el sector de Íñigo Errejón y Tania Sánchez porque Íñigo ha lanzado su web de candidato”.

Irene Montero no ve fácil el acuerdo al considerar la recién inaugurada web de Errejón como la de un candidato

Ante el lanzamiento de su web personal Errejón fue claro en el acto de Impulsa, quien quiera ver otra cosa que su propia plataforma para manifestarse, como la que posee Iglesias, es libre pero no es plataforma de campaña ni nada parecido.

 

¿Quién no quiere negociar?

Entre los errejonistas el enfado es enorme con Iglesias, no sólo por las purgas pasadas que han caído todas del mismo lado, el suyo, sino por el desprecio que ven a negociar los documentos. Pablistas y anticapitalistas no acudieron a la reunión destinada a perfilar un documento común en materia de Igualdad. Ambos grupos entienden que los errejonistas deben ceder y aceptar el documento que hicieron ellos con el círculo de Feminismo, donde están las feministas del sector pablista en mayoría.

Clara Serra, destacada feminista, ha sido contundente contra Iglesias y Urbán: “Llama la atención de quienes hablan de unidad y ruptura de la unidad no vengan a las reuniones donde precisamente tratamos de ponernos de acuerdo”. Es uno más de los desplantes del tándem Iglesias-Urbán.

Respecto a la Comisión de Garantías, errejonistas y anticapitalistas estaban de acuerdo en que debería establecerse un duro sistema de incompatibilidades. Quieren separar totalmente a la Ejecutiva de la Comisión de Garantías para que no sea su correa de transmisión. Las actuaciones, hasta la fecha, de tal órgano colegiado han sido más cercanas al Tribunal de la Santa Inquisición, según los críticos, que el Tribunal Constitucional que debería ser. Los pablistas, por su parte, estiman que esa decisión solo puede ser tomada por los inscritos y que el equipo técnico no podía “tomar ese tipo de decisiones políticas”. Errejonistas consultados han afirmado: “¡Joder, ni otras que se iban a tomar!”.

Tres eran las claves que estaban sobre la mesa de negociación: que no se presenten listas agrupadas para su elección; que los electos no tengan otro cargo orgánico; y que haya limitación a un mandato para las personas que hayan formado parte. Pablo Echenique ha tomado la decisión unilateral de solo tener en cuenta su propia propuesta, lo que ha encendido al sector errejonista, tanto como para que Rita Maestre lo haya calificado de “golpe burocrático”.

Rita Maestre tilda de “golpe burocrático” la decisión unilateral de Echenique de que se considere únicamente su propuesta de votación

 

Cómo se vota importa

El sistema de votación electrónico de Podemos es otro de los puntos de fricción. Los equipos han tratado de negociar las pantallas de votación para que sean neutrales y no favorezcan a ninguna corriente. El sector errejonista ya ha probado este sistema de votación en las elecciones madrileñas y saben que el mecanismo de votación influye decisivamente en la propia elección. Al tratarse de saltos de pantalla, que además se vinculan al candidato a Secretario General, y al dificultarse los saltos a otras candidaturas se impide la libertad de elección.

Querían errejonistas y anticapitalistas sistemas de pantallas independientes, pero no ha podido ser. Echenique ha tirado por la calle de en medio y ha decidido hablar directamente con Agora Voting, la empresa que les presta el servicio, para aprobar de manera unilateral su sistema de votación. Incluso habiendo inscritos que manifestaron sus quejas, al quedarse bloqueado el sistema en los saltos, el secretario de Organización ha actuado bajo su propio criterio. Un sistema que además no ha demostrado su eficacia real pues las cifras en bruto, como pasó en Madrid, dan un resultado radicalmente diferente a las netas.

 

Ruptura de familia

Imitando a Felipe González, al que detesta, pero al que imita casi paso por paso, Iglesias ha decidido que la votación en la Asamblea Ciudadana sea casi plebiscitaria. Al igual que sucedió en el 28 Congreso del PSOE de 1979, la mayoría de las corrientes prefieren que siga siendo secretario general. Su carácter agresivo, saben, en cierto modo, cala entre amplios sectores, pero no en todos.

El déficit lo tienen con las mujeres. Y esta actitud de amigo-enemigo, de pelea de machos-alfa no ayuda en ese sentido. Pero lo peor, a diferencia de los plebiscitos felipistas, es que aquí se está viendo una ruptura de familia.

El sector de Errejón cree que el partido no está siendo útil políticamente

Montero en RNE ha afirmado afirmando que los errejonistas creen que no están siendo útiles políticamente, “pero yo creo que sí porque estamos marcando la agenda del Gobierno”. Contrastan con las del propio Errejón en su página web: “El PP desea un Podemos arrinconado en la izquierda y de protesta, y por tanto, si eso es lo que desean nuestros adversarios, tenemos que hacer lo contrario”. Y con la realidad de que el pacto PP-PSOE marca realmente la agenda política.

De hecho, según fuentes del sector errejonista, hace falta estar más presente en la calle, pese a que esa es la “supuesta” propuesta de Iglesias, con los que más sufren.

No ayudan las palabras de Juan Carlos Monedero afirmando que Errejón quiere un Podemos tipo PSOE, para cerrar la herida abierta. Hasta el socio de coalición Alberto Garzón ha manifestado a los periodistas que “están en un proceso que tiene sus ánimos acelerados”. Ni tampoco ayuda que Iglesias ya haya sondeado a Carolina Bescansa y a Rafael Mayoral para ser los portavoces si gana. Esto demostraría que las propuestas de Bescansa eran la cuña de Iglesias para dividir las negociaciones en su favor, como pensaron desde el principio.

Que los Epi y Blas morados ya no quieren compartir el patito de goma es obvio desde hace tiempo, pero ahora se suma una fractura mayor. No es por supervivencia política, que también; no es por alcanzar el poder, que también; ahora la lucha va más allá y casi se ha personalizado. Las palabras y actos de Iglesias han despertado a otro macho alfa en la manada podemita y en esas está la batalla. Y mientras, las mujeres de miranda.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

6 Comentarios

  1. Sólo UP es la esperanza de que algo cambie. El PPsoe ya no engaña más que a los que usan sus mismas tretas a cualquier nivel, nacional, municipal, vecinal e individual ( y “periodístico”). No queremos un Podemos de Prisa ni del IBEX. Deseamos que las mamandurrias, puertas giratorias, clientelismo y el cinismo desaparezcan. No nos vamos a tragar las postverdades. No camufle el extravío y golpe de estado en su partido magnificando las diferencias en otros, Sr. Cazador de dox…

  2. ¿Para cuando un articulo sobre”pelea de hembras”?¿O es que no te atreves para evitar que te llamen “machista”?
    pelea de hembras no es otra cosa que el enfrentamiento entre Susana Diaz y Teresa Rodriguez en Andalucia y entre Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre en Madrid.

  3. pelea de machos.
    y tu eres analista politico.
    dios nos ampare
    la informacion que es un derecho fundamental de los ciudadanos en manos destos ……………….

  4. cuando un tipejo describe esto como pelea de machos ya podeis imaginaros lo que sigue.
    yo a la pornografica intelectual no la soporto, prefiero la verdadera pornografia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 11 =