La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reclamado un aumento de los impuestos a las bebidas azucaradas de un 20%, provocando así un incremento de su precio de venta y, como consecuencia de ello, que se reduzca su consumo, según recoge Facua en un comunicado.

La OMS señala la ingesta de refrescos como uno de los grandes causantes de patologías como diabetes, obesidad y también de caries. Los datos que maneja la organización indican exactamente que una de cada tres personas sufre sobrepeso, y que 42 millones de niños menores de cinco años entran en esta categoría (once millones más que en el año 2000).

Por su parte, la diabetes de tipo 2 se ha multiplicado por cuatro en los últimos treinta años, con 400 millones de adultos viviendo con esta enfermedad. Frenar esta tendencia pasa por reducir el consumo de alimentos con azúcar añadida, pero sobre todo de bebidas azucaradas, donde el contenido de dulce es mayor y que son más populares entre niños y jóvenes.

Aunque el contenido de azúcar es mayor en los refrescos o bebidas gaseosas, la OMS considera que la subida fiscal debe aplicarse de manera proporcional a todas las bebidas con contenido de azúcar, incluyendo zumos, bebidas energéticas, las elaboradas para desayunos, así como a la leche con sabores.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 9 =