Tengo la impresión más que justificada, entiendo yo, de que el Partido Socialista Obrero Español funciona como una oligarquía maquillada de democracia, con más evidencias aún desde hace poco más del año que llevo como secretaria general de una pequeña agrupación de la provincia de Lugo.

Para aquellos y aquellas que, nada más empezar a leer, estén pensando que los trapos sucios se lavan en casa, he de decir que eso es lo que llevo intentando hacer desde hace más de tres años, pero se ve que quienes tienen en sus manos las llaves de la lavandería no tienen ni el más mínimo interés en utilizarlas… Así que a la vista de que, a quienes pueden, no parece que les interese ni lo más mínimo corregir este tipo de actuaciones, me voy a soltar a denunciarlas públicamente en este artículo que, seguramente, constituirá el fin de mi labor política dentro del partido.

Y lo haré relatando, en orden cronológico, las malas y nada democráticas artes que algunas personas utilizan para imponer su postura y de las que yo, desde la atalaya de la base de la organización, he tenido conocimiento:

PRIMERO.- Mayo de 2015: desde la Secretaría de Igualdad, y sin haber mantenido previamente ningún tipo de debate que hubiese fijado la posición de nuestro partido con respecto a la gestación subrogada, se presentó una enmienda (103) al articulado del Proyecto de Ley de medidas de reforma administrativa en el ámbito de la Administración de Justicia y el Registro Civil que pretendía penalizar “la publicidad o promoción directa o indirecta por cualquier medio, realizada por personas físicas o jurídicas, que incentive o facilite contra de lo previsto en el artículo 10.1, la gestación con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero”. De esta manera, las personas y asociaciones que defendemos y pedimos una regulación garantista de esta forma de acceso a la paternidad/maternidad seríamos condenadas al perpetuo silencio no sólo dentro del partido sino también fuera, proponiendo multas pecuniarias y cierre de locales o, en su caso, retirada o interrupción de los espacios digitales.

Esta enmienda de la vergüenza, la enmienda mordaza del PSOE, fue detectada y denunciada ante personas relevantes del partido, a las que pilló absolutamente desprevenidas, y finalmente fue retirada con una excusa pública poco convincente para no dejar en evidencia a quienes la habían promovido. En las reuniones previas al día del debate de las enmiendas al susodicho proyecto de Ley en el Congreso de los Diputados, en Ferraz se vivieron momentos de gran tensión entre defensores y detractores. Nuestro compañero Pedro Zerolo vivía sus últimos días y mostró enérgicamente su disgusto no sólo con el fondo sino, sobre todo, con las formas absolutamente antidemocráticas y sibilinas de imponer el pensamiento de una parte al todo. Hoy, a aquellos y a aquellas a los que tuvo que enfrentarse Pedro Zerolo para devolver un poco de dignidad al PSOE se les llena la boca elogiándolo como compañero, como persona, como activista y como socialista y olvidando la puñalada trapera que pretendieron asestarle a él, como defensor de la igualdad y de la diversidad, y al partido.

De aquellos encuentros de Ferraz, salió un pacto no escrito entre compañeros y compañeras de esperar al Congreso Federal para debatir democráticamente sobre este asunto, sin convertir las declaraciones personales en declaraciones del PSOE, porque el PSOE no tenía posición política con respecto a la regulación o no regulación de la gestación subrogada.

SEGUNDO.- Entre tanto, llegaron las primarias para elegir al candidato o candidata a la presidencia de la Xunta de Galicia. Espero que os sorprenda tanto como a mí que durante la jornada de celebración de las mismas a una coordinadora comarcal se le ocurriera pedir, de palabra y por whatsapp, que los miembros de la mesa votáramos por gente que sabíamos que no iba a venir a votar. Y no deberíais salir de vuestro asombro al saber que, denunciadas estas graves irregularidades a instancias superiores, incluidos el propio candidato propuesto y finalmente electo y la Comisión Federal de Ética y Garantías, no sólo no tuvieron ninguna penalización sino que su protagonista fue premiada con un cargo institucional en la Diputación de Lugo, como lo había sido Carmen Montón tras su enmienda 103 al ser apartada de su cargo orgánico, sí, pero para ser nombrada Consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana.

TERCERO.- Mientras tanto, los defensores de la regulación de la gestación subrogada seguíamos esperando al debate que, supuestamente, habría de producirse en el Congreso Federal, respetando los cauces legales del partido y el acuerdo alcanzado en junio de 2015 mientras veíamos en prensa cómo determinadas detractoras de la regulación hacían declaraciones en contra en nombre del partido.

Se presentaron enmiendas a favor de la regulación de la Gestación Subrogada, o al menos de un debate respetuoso y sereno antes de tomar una posición oficial, en diferentes Congresos Provinciales y Federaciones y, que sepamos, se aprobaron en dieciséis para regular favorablemente de forma garantista (además de por parte de JSE); en dos y también por parte de JSE, para abrir el debate; para debatir previa consulta a la militancia, en Málaga; y para retirar el apartado de la ponencia política que condenaba esta técnica de reproducción humana asistida también en dos.

El Congreso llegó y quienes habíamos sido nombrados observadores y observadoras vimos vetada, dos días antes de la celebración del evento, nuestra participación en las diferentes Comisiones con voz pero sin voto, como venía siendo habitual hasta este Congreso, alegando problemas de aforo ¡en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid!. Calculemos: un total de 1.035 delegados y delegadas a distribuir en tres Comisiones, más 518 observadores y observadoras sin derecho a voto hacen un total de 1.553 personas. De acuerdo con las características técnicas del Palacio del Congresos, las salas con mayor aforo del lugar del evento tienen capacidad para 1.850, 950 y 360 personas respectivamente en su disposición como teatro que puede ser perfectamente utilizada en las Comisiones celebradas en el Congreso y, de hecho, lo ha sido. Incluso queriendo todos los delegados y delegadas y todos los observadores y observadoras estar presentes en los debates de la Comisión Política, había aforo de sobra para ello. Pero interesaba reducir el mayor número posible de voces críticas concretamente dentro de esta Comisión sin menoscabar el efecto visual de apoyo al Secretario General y al propio partido que producen 518 personas que, además, le salen gratis ya que son ellos y ellas mismas quienes corren con sus gastos de desplazamiento, manutención y alojamiento en Madrid.

A mayor abundamiento, durante toda la mañana, distintos medios informativos se fueron haciendo eco de que el partido diría un no rotundo a regular la gestación subrogada. Y eso a pesar de que el debate sobre este asunto no se iba a producir hasta última hora de la tarde. ¿Cómo lo tenían tan claro? Pues evidentemente porque las detractoras, algunas situadas en posiciones privilegiadas en el PSOE, habían utilizado precisamente estos privilegios para manipular la composición de la Comisión política con la intención de asegurarse la mayoría de votos tras amoldar el texto de la ponencia política a sus intenciones la noche anterior. Así consiguieron que ni siquiera los Delegados y Delegadas nombradas en cada uno de los Congresos Provinciales que habían aprobado enmiendas favorables a la regulación o al debate votaran según el resultado obtenido por las enmiendas en dichos Congresos, incumpliendo de forma manifiesta su cometido pues acuden al Congreso en representación de los y las militantes de sus provincias y no a título personal. Si hubieran hecho lo que tenían que hacer, la enmienda de una regulación de la Gestación Subrogada altruista y garantista que muchos y muchas socialistas hemos apoyado y seguimos apoyando habría sido aprobada y ahora tocaría sentarse a hablar con tranquilidad, con serenidad y con respeto de cómo queremos articular esa regulación para proteger los derechos de todas y todos. No tendremos esa oportunidad. El Partido Socialista ha sido cerrado al debate por obra y gracia de la oligarquía.

Así han ocurrido las cosas y así se las he contado (al menos de lo que yo, desde mi humilde posición me he enterado). Poco tiene que ver este PSOE con lo que muchos y muchas votantes, simpatizantes y militantes creíamos que era, poco tiene que ver con los principios y valores socialistas, ni con la democracia interna ni con la realidad social.

Por mi parte, llegué a la estructura del partido con ilusión, con esperanza, con ganas de trabajar y aportar todo lo que estuviese dentro de mis posibilidades, y todo parece indicar que me iré pronto, desilusionada, desesperanzada, sin ganas de volver a formar parte de, ni de aportar nada a, la misma u otra organización política. Y convencida de que dentro de este partido hay muchas personas a quien no se puede pedir coherencia pero sí le voy a pedir a Ángeles Álvarez, como portavoz de igualdad del PSOE en el Congreso de los Diputados y cabecilla de los sucios movimientos que han llevado al partido a rechazar de plano cualquier tipo de regulación de la gestación por sustitución, que sea consecuente y que suba al estrado para pedir, con la misma vehemencia y contundencia con la que rechaza la gestación subrogada, la prohibición de la donación de esperma y de óvulos y de la participación de personas sanas en experimentos con medicamentos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

6 Comentarios

  1. Tengo el placer de conocer a Aurora González y cualquier halago que haga no hará justicia con la persona que es. Valiente, empática, generosa y feminista como pocas personas he conocido. Es una pena que la casta feminista (porque existe una casta que lleva medrando e imponiendo que debe o no debe hacer una mujer desde hace más de 20 años) del PSOE acaben con la ilusión de alguien que si debería estar dentro de las instituciones, pero ya sabemos como va esto….no pienses, ni actúes muy distinto que ya tenemos a Ángeles Álvarez, Carmen Montón o Adriana Lastra (su currículum es un claro reflejo de lo que realmente importa para llegar arriba)para decidir por todo el mundo, y como decía Alfonso Guerra, aquel que se mueva no sale en la foto.

  2. Muy interesante, no en cuanto al tema de la gestación subrogada (que yo no apoyo), pero si en cuanto a la necesidad de denunciar los manejos poco democráticos de las organizaciones políticas y de luchar por su reforma…

  3. ¿Una supuesta feminista defendiendo la última forma de explotación de la mujer? Me alegra que el PSOE ponga un poco de cordura y no apoye la compra de bebés, y la utilización de la mujer como mera “fabricante” de los mismos. No hacen falta debates en este tema, solo mente clara para no dejarse influir por el lobby que promueve este asqueroso negocio.

    • Por supuesto, ¿Debates? ¿Para qué? ¿Confrontar ideas? No, yo estoy en posesión de la verdad absoluta (claridad de ideas) en cualquier tema complejo. Y democracia interna? Va! Muy sobrevalorada, a mi claridad me remito. Ole!

  4. Sufres una grave carencia de dignidad política. Hoy eres la vergüenza de los socialistas y celebro que te vayas. Seguro que te hacen sitio en el PP. Mañana ni recordaremos tu nombre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + 16 =