Setenta superaciones del umbral de información a la población y doscientas estaciones por encima del objetivo legal de ozono, en una semana negra para la calidad del aire, según el informe de Ecologistas en Acción, organización que, ante esta situación, reclama restricciones al tráfico como las aplicadas en las últimas dos semanas en Francia, para combatir los episodios de este contaminante atmosférico.

Con la primera ola de calor del verano que ha sufrido la mayor parte del Estado en la primera semana de agosto, las emisiones contaminantes del intenso tráfico motorizado que soportan las principales ciudades y carreteras, del transporte marítimo y de la producción de electricidad en centrales térmicas por el mayor uso de aire acondicionado han provocado que se hayan disparado los niveles de ozono, al tiempo que una intrusión de polvo africano hacía lo propio con las partículas inferiores a 10 micras (PM10).

Entre el martes y el domingo, en Asturias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid, País Valenciano y País Vasco se han producido setenta superaciones del umbral de información a la población, establecido por la normativa en 180 microgramos de ozono por metro cúbico de aire, como media horaria. La peor situación se ha registrado en la Plana de Vic en Barcelona (17 superaciones), seguida de la ciudad de Barcelona (10), Madrid (4), Azuqueca de Henares (4), Sagunto (3), Puertollano (2) y diversas localidades de las áreas metropolitanas de Barcelona (Badalona, Gavà, Sant Adrià de Besòs, Viladecans, Montcada i Reixac, Sabadell, Terrasa) y Madrid (Alcobendas, Alcorcón, Aranjuez, Colmenar Viejo).

Reclama restricciones al tráfico como las aplicadas en las últimas dos semanas en Francia

 

Contaminación atmosférica

La previsión de la superación del umbral de información obliga a las autoridades autonómicas a advertir a las personas más sensibles a la contaminación atmosférica, tales como niños y niñas, personas mayores, mujeres gestantes o personas con problemas respiratorios o cardiovasculares, de que se protejan evitando en las horas centrales del día y a la caída de la tarde cualquier esfuerzo físico y los ejercicios al aire libre. También deben informar sobre la previsión de evolución de la contaminación, las áreas afectadas y la duración del episodio.

No obstante, el aviso rutinario no es suficiente para proteger la salud. De hecho, según el último informe sobre la calidad del aire publicado por Ecologistas en Acción, los niveles elevados de ozono troposférico afectan de manera estructural al 80 % de la población y el 90 % del territorio estatal, siendo el contaminante más extendido en España, con tendencia al alza.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × tres =