“La obesidad mata, no es solo un problema estético”, ha asegurado el doctor Albert Goday, endocrinólogo del hospital del Mar de Barcelona, tras los resultados de su demoledor estudio, el más grande realizado en España en este campo. Y es que, hasta ahora, sabíamos que tener obesidad suponía un factor de riesgo para sufrir enfermedades como diabetes, hipertensión, colesterol, problemas cardíacos, óseos y de articulaciones, apnea del sueño y hasta cálculos biliares. Sin embargo las conclusiones del doctor van a más.

Según este estudio, liderado por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), el sobrepeso resulta especialmente malo para la población femenina. Así, mientras en las mujeres se multiplica por 12 el peligro de padecer un cáncer y quintuplica la posibilidad de sufrir alguna dolencia cardiovascular. En los hombres el exceso de peso solo duplica el riesgo de cáncer y ni siquiera influye de forma sensible en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Goday atribuye esta alta relación entre obesidad y cáncer en mujeres al tipo de tumores relacionados. “La comunidad científica conoce la relación entre obesidad y cáncer. Uno de los tumores más relacionados es, de hecho, el de mama después de la menopausia y los tumores ginecológicos”, explica el doctor.

La investigación se basó en el análisis de los datos recogidos en el estudio FRESCO —una recopilación de investigaciones sobre el riesgo cardiovascular en España—, que siguió durante una década a 54.446 personas de siete comunidades autónomas. “Hemos evaluado la obesidad independientemente de otros factores de riesgo, sin la interacción de otras patologías como la hipertensión o la diabetes”, agrega Goday.

Además, llega a la conclusión de que el exceso de peso en la mujer también duplica las probabilidades de sufrir patologías cardiovasculares y cuadruplica las de desarrollar un cáncer. “Es un factor prevenible y hay que hacer acciones para combatir esta epidemia”, afirma el doctor, cuyo estudio ya se ha publicado en la revista científica Preventive Medicine.

Mientras que en hombres, el sobrepeso no interviene directamente en la posibilidad de desarrollar enfermedades relacionadas con el corazón (ictus, infarto, angina de pecho, insuficiencia cardíaca, etc.) y solo duplica el riesgo de tener cáncer. Los más vinculados al varón son el de colon, hígado, páncreas o riñón.

Según un estudio realizado en 2016 por un grupo de investigadores del Imperal College de Londres en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren en el mundo 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o el sobrepeso. Un problema que ya no es exclusivo de los países más desarrollados, sino que también se produce en aquellos de mediana y baja renta per cápita.

España es el segundo país de la Unión Europea (UE) con más obesos. En concreto, el 25% de los españoles es obeso o tiene problemas de sobrepeso, “Esta situación va más allá de un problema estético y hay que tomar medidas por que la obesidad es una enfermedad grave. Cada kilo menos, disminuye el riesgo”, agrega Godoy. De hecho, insiste el médico, “si una persona con sobrepeso u obesidad consigue perder cinco kilos y no recuperarlos, reduce un 20% el riesgo cardiovascular o de cáncer”. Solo uno de cada cuatro participantes del estudio estaba en su peso normal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + ocho =