Casi una veintena de puñaladas recibió de su presunto violador la joven de 14 años ingresada grave en la unidad de cuidados intensivos del hospital Materno-Infantil de Granada, según informan fuentes hospitalarias. Tres de ellas han tocado órganos vitales de la joven, que se encuentra en estado muy grave tras ser intervenida quirúrgicamente de urgencia después de empeorar de forma repentina su estado de salud.

La menor fue hallada en la madrugada del miércoles por algunos vecinos tras oír gritos en el interior de una vivienda en construcción en el barrio del Cerrillo de Maracena. Presentaba, además de signos evidentes de agresión sexual, cortes en diversas partes del cuerpo y también una herida muy profunda. Según fuentes hospitalarias, las cuchilladas han dañado la vena carótida, el bazo y el pulmón de la joven. Este jueves tuvo que ser intervenida quirúrgicamente de urgencia al detectar los cirujanos una lesión vascular.

Su agresor, de 27 años, tenía una orden de alejamiento en vigor de esta joven, después de haber iniciado anteriormente una relación de pareja tras conocerse a través de las redes sociales. El homicida se encuentra detenido en dependencias de la Policía Nacional de Granada a la espera de que concluyan las 72 horas de plazo legal para pasar a disposición judicial.

Este individuo ya había sido detenido en 2014 por una acusación de malos tratos interpuesta por otra joven, que fue agredida en el centro de formación que regentaba.

La madre de la niña agredida había solicitado anteriormente los servicios del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) para pedir asesoramiento sobre la relación que mantenía su hija con el presunto violador y homicida, y fue la que interpuso la denuncia contra él y por la que se dictó la orden de alejamiento.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

3 Comentarios

  1. Desgraciadamente, Silvia, hay una cuestión practica ¿quién lo mata? Porque quien lo mata se está deshumanizando. No tengo una respuesta clara. Se que estos tipos generalmente son irrecuperables.
    Y la prisión perpetua tampoco es salida, ya que habría que destinar muchos recursos a custodiar a estos hijos de puta , recursos que serían más útiles en otra parte. En fin , da para largo. La receta a largo plazo es educación e igualdad real, no ante la ley, sino ante la realidad cotidiana. Si hay que aclarar que la igualdad es ante la ley, es que no es igualdad.

    • Más bien apostaría por la castración química. Está demostrado que los delincuentes sexuales no se rehabilitan nunca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 6 =