Muñeira – Heavy Metal

 A modo de felicitación navideña

 

Al loro colegas, se avecina lio, desmadre a mogollón

es la jodida navidad, troncos, arriba los corazones

hay que comprar birra, que no falte, llama al camión

y langostinos del chino, polvorones y otras provisiones

¡Bota viño do ribeiro taberneiro, bota viño do ribeiro

que os de Vigo pra cantare, temos que beber primeiro

bota viño do ribeiro, bota viño taberneiro!

No te resistas ni en broma a sus tajantes ordenanzas

firma el manifiesto, jura con fe ciega de seminarista

que te entregas en cuerpo y alma, sin reserva ni tardanza

al desenfreno que nos manda la internacional consumista

¡Boas noites Maruxiña, que borrachiño che veño

dame un algo pra sentarme, que eu de pé xa non me teño

bota viño taberneiro, non seas palabreiro!

Toma la ciudad cada noche con nocturnidad y alevosía

cuando solo la vigilan porteros de bar, barrenderos y taxistas

abreva en sus garitos, contágiate de su ebria alegría

siéntete un Max Estrella, un Ulises de clase turista

¡Teño unha galiña branca que pon tres ovos ó día

mais, se me puxera catro, mellor conta me faría

bota viño do ribeiro, bota viño taberneiro!

Camina sin rumbo bajo la fría aureola de las luces navideñas

como un vacilante Teseo de extrarradio ya con el hilo perdido

adéntrate con decisión en el laberinto de la noche madrileña

sigue buscando El Dorado como un Lope de Aguirre renacido

Non te cases cun ferreiro que ei moi malo de lavar

cásate cun mariñeiro, que vén lavado do mar

bota viño taberneiro, non seas piroleiro!

Guárdate de la gente formal que anda sobria, algo malo esconde

solo el camino de los excesos conduce al palacio de la sabiduría

condecórate con  los dorados  pámpanos de Baco no importa donde

en cualquier bareto de suelo de serrín, tigre atascado y cerveza fría

 

¡Pola parte de Castilla fan as casiñas de barro

mais cando chove un pouquiño van as casas ó carallo

bota viño do ribeiro, bota viño taberneiro!

Con una litrona te creces, con dos te agigantas

y con la tercera te haces infinito,  es brutal colega

después duerme la mona, levántate a las tantas

deja en el cuarto un olor a cabrío, a ceniza y a bodega

¡Unha vella díxole a outra por lo burato da porta:

ti goberna a túa vida que a miña nada che importa

bota viño taberneiro, non seas trapalleiro!

Levántate al día siguiente con la hermana resaca y el  mareo

no hay mejor prueba de que lo pasaste bien, que fue increíble

¿Puede haber una navidad mejor, hermanos? no lo creo

¿Es posible una navidad más especial y entrañable? imposible

¡As rapaciñas da Guarda sonche de muito palique

elas botan o anzuelo, quen queira picar que pique

bota viño do ribeiro taberneiro, bota viño do riberio

que os de Vigo pra cantare, temos que beber primeiro!

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =