Dicen que ha muerto Paloma Chamorro, pero estaba muerta ya.

Dicen que ha muerto Paloma Chamorro, pero ella es inmortal.

Como las lejanas estrellas. El día que las vemos apagarse llevan años sin respirar. Y aún después de muertas -las estrellas- siguen brillando. Como Paloma Chamorro.

Cierro los ojos y la veo divertida entrevistando a Ceesepe, las pupilas chispeantes, la boca deformada en una sonrisa excesiva y casi incrédula.

“Lo bien que lo estamos pasando, caramba”.

Esa era la sensación. Lo pasábamos fenomenal. Me gustaba levantarme a las diez de la noche tomarme un zumo de naranja hacer cien flexiones e irme a la Rockola a bailar.

También ha muerto la TVE que se permitía lucecitas luciernaguitas impertinentes como Paloma Chamorro. Y la movida: cadáveres enterrados o ambulantes en la actualidad.

Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos… que la imaginación del futuro enmarca a veces y llama inmortalidad.

Vive eternamente Paloma. Baila en tu Edad de oro infinita. Sigo sonriendo al cerrar los ojos y ver los tuyos, tan divertidos siempre, brillar.

 

(Artículo dictado por Javier Puebla, y mecanografiado por el escritor Ángel Arteaga Balaguer).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 15 =