Hace poco más de un mes envié a Pablo Iglesias una carta para proponerle que Podemos organice una gran consulta en toda España que nos permita opinar si preferimos monarquía o república como forma de Estado. Que la convoque Podemos y sin emplear recursos públicos, para que no puedan prohibirla, pero con urnas reales, como en las fiestas de la democracia. Iglesias dirige el único partido del que, por las declaraciones de sus líderes, se puede esperar que lidere una movilización política, pacífica y tan necesaria como esta. Por eso me alegra que la carta haya sido muy compartida en Facebook y, sobre todo, que la propuesta se haya debatido en algún ámbito de Plaza Podemos.

A continuación, un debate mantenido en Plaza el día 18 de febrero. Supongo que esto no implicará ningún problema, pues lo que se reproduce aquí está disponible escribiendo en Google “carta petición iglesias plaza podemos”. Es el primer resultado que aparece, y se puede leer sin introducir ninguna contraseña. En el debate opinan seis participantes, que escriben lo siguiente:

 

Curatai

Para ser sincera, no estoy segura de que sea factible ni lo más urgente, pero quizá sí sea lo más importante. ¿qué os parece a vosotros, compas? (Curatai añade el enlace a la carta publicada con la propuesta).

 

Marbruali

Estaría bien conocer la opinión d los españoles……. si queremos monarquía parlamentaria, pero eligiendo al Jefe de Estado, que se presente para optar a ese puesto, nos transmita su deseo de representarnos……y no por designación real/divina, por qué se tiene que designar u obligar a una persona a que sea Jefa/e de Estado por nacer en una determinada familia? o queremos república……., el debate tiene que darse, saber que en el s.XXI no podemos estar anclados en la antigüedad, que la monarquía, la aristocracia en una sociedad donde todos los individuos son iguales no tiene cabida, cómo se puede entender que el rey ya sea el emérito o el actual no tienen la misma condición de individuos que el resto de su compatriotas…..? es una anomalía más de nuestro Estado de Derecho, somos o no somos todos iguales? UNIDOS PODEMOS

 

Curatai

Estoy de acuerdo contigo, pero creo que hoy por hoy a una mayoría de españoles esto le da igual… Aunque la única manera de saberlo es, efectivamente, una campaña de información anterior a una consulta.

 

MARIADO45

Me gusta la idea pero no sé si será posible. Ya se buscarán algo para impedirlo como han hecho con el proceso catalán. No olvides que el TC está puesto a dedo.

 

Curatai

…Si ya digo que tengo mis dudas, pero siempre se le podría dar unas vueltas a la cuestión, porque la idea resulta atractiva :))

 

Trina17

Esa propuesta acabará como la consulta o el referéndum catalán. No hay duda. No se permitirá.

 

Curatai

Esa es mi duda, pero un sondeo presencial a nivel estatal con fines de conocimiento no es necesariamente sujeto de la demagogia con la que el Gobierno (y asociados) trataron el referéndum, que tenía un objetivo: ejecutar la secesión.

 

juancolomar

Una nueva transición al modelo de Estado, hoy por hoy es la única opción, viable.

 

Curatai

Lo de viable no lo tengo tan claro, y las dificultades serían de todo tipo.

 

juancolomar

me refiero al abanico en el contexto de las posibilidades.

 

Curatai

En el contexto de las posibilidades, desconocemos el porcentaje de preferencias y si el Gobierno no se sacaría de la manga un decreto prohibiendo lo que le dé la gana; por lo tanto no podemos afirmar si esa es la opción viable

 

juancolomar

Lo enfoco a los programas electorales y dentro de estos al modelo de Estado. creo que llevarlo en el programa es solamente una declaración de intenciones, obviamente debe hacerse por referéndum pactado como todas las cosas que son de una tamaña trascendencia, cómo es en este caso.

 

Curatai

😀 ¡Ahhhhhhhhhh!

 

JuliaBayo

No estaría nada mal…pero esperaría a que se calmará un poco esta exaltación de banderitas promovida por los corruptos. Desgraciadamente en este país la gente mezcla churras y merinas con una facilidad asombrosa, y mucho me temo que en estos momentos los poderes fácticos y los medios al servicio del régimen no sólo mezclarían las churras y merinas, mezclarían vacas y ovejas y lo que hiciera falta con tal de volver a esas exaltaciones vergonzosas más propias de la extrema derecha que de un país supuestamente sabedor de lo que es una democracia. Y no sabiendo lo que es una democracia porque no la hemos conocido, les resultaría sumamente fácil volver hacerlo. Eso creo.

Hasta aquí un debate del que quiero destacar el tono reflexivo, quizás porque al ser de ámbito interno hay más confianza entre los participantes. Y menos actitudes “a la defensiva”, tan habituales en los foros de comentarios de los medios digitales, en los que parece que tras cualquier desconocido se puede ocultar un adversario. Por poner un ejemplo, mientras en Plaza el tema de las prioridades solo se menciona de pasada, en el Foro se utiliza como argumento principal contra la propuesta.

Desde esa carta que envié a Iglesias hemos empeorado en lo de las libertades democráticas, pero también hay algunos detalles interesantes.

En lo negativo, y por resumir, las noticias del 21 de febrero. El secuestro del libro “Fariña”, la condena al rapero Valtonyc y la retirada de la obra “Presos políticos…” de ARCO. Pero también es cierto que:

  • Por lo que se refiere a la respuesta social a esos abusos del poder, están siendo relevantes el apoyo al rapero, el incremento de ventas de “Fariña” y hasta el éxito de la obra descolgada de ARCO, vendida de inmediato y ahora en exposición itinerante.
  • En el nivel político, estos hechos han roto la unidad de argumentarios construida entre PP, PSOE y C’s ante lo de Catalunya. El PSOE, con Margarita Robles, ha quedado a la derecha de Ciudadanos con lo de ARCO, y peor aun cuando al día siguiente IFEMA asumió el error cometido. En cambio, en ese mismo partido Carmen Calvo mantuvo una posición más decente que Rivera o Rajoy con lo del himno de Marta Sánchez.
  • Todos los ataques a la libertad de expresión tienen algo de transversales y crean desasosiego entre votantes de todos los partidos.

Si Podemos se diferencia de los demás de verdad, es decir, con una movilización como la que se ha propuesto porque para llevarla a cabo no dependen de otros, puede capitalizar parte de ese descontento. Siendo la Monarquía uno de los factores que están limitando la libertad de expresión en España, dar los primeros pasos para suprimir esa institución constituye una tarea imprescindible para mejorar nuestra democracia. De lo contrario, el peligro del autoritarismo se hará más evidente cada día.

La carta a la que hacía referencia al comienzo también ha generado debate en mi entorno cercano. Un abogado me escribe lo siguiente: “Domingo, leída tus cartas y correos. Mi sugerencia para el debido encaje jurídico de legalidad (constitucional y ordinaria) del debate consideraría el preeminente valor de la “soberanía popular” (art.1.2 CE) en la forma del Estado, en cuyo marco (y en relación con su carácter constitutivo “social y democrático de Derecho”: art. 1.1 CE) debería inscribirse ese debate (Monarquía-República), al que correspondería -en ese contexto- el ‘blindaje jurídico’ que señalas en tu carta. Y ello sin perjuicio de las iniciativas de tu propuesta”.

Otro amigo me envía su opinión por wapp: “Me parece bien, pero yo incluiría la petición de que el 14 de abril todas las organizaciones de Podemos coloquen urnas en sitios públicos, calles y plazas, para que la gente vote, pero eso hay que organizarlo con tiempo para pedir permisos municipales”.

En relación con lo que comenta el letrado, reparo en “MARIADO45” e “Irina17” de Plaza Podemos. Dicen que (el Gobierno, y quizás también otros) harán lo que sea necesario para impedirlo. Pero entonces, Pablo, me pregunto: ¿Debe ser ese peligro un miedo, o es una oportunidad política?

La convocatoria de esta acción ya sería una victoria. Estoy convencido que tendría una repercusión más intensa y sostenida en los medios de la conseguida con el tema de la reforma electoral, por ejemplo. Comenzarían inmediatamente debates civilizados sobre las ventajas e inconvenientes de la monarquía, o sobre los posibles modelos de república, o sobre cómo y cuándo regular la necesaria manifestación de la voluntad popular. En fin, sobre todas las decisiones necesarias para coger por los cuernos un toro que, si seguimos ignorando, nos terminará pasando por encima.

Mientras termino de escribir, Jordi Evole está en la tele con “Salvados” y una de sus clásicas entrevistas a políticos. Esta vez le ha tocado a Núñez Feijoo. El encuentro aborda su recta final y, en un momento determinado, el presidente de la Xunta le dice al periodista: “Los gallegos, a veces, hemos cometido errores”. Al instante me pregunto si yo, en caso de ser Jordi, me atrevería a preguntarle: “En ese caso, señor Feijoo, ¿considera que el golpe de estado del 18 de julio de 1936 fue un error?”.

Termina la entrevista y Jordi no le ha hecho la pregunta. Quizás yo tampoco me habría atrevido, pero seguiré haciendo todo lo posible para que seamos capaces de hablar con absoluta libertad, ante cualquiera y en cualquier momento, de toda nuestra historia. Porque tal cosa aún no es posible en España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorCómo encontrar el mejor seguro para tu moto
Artículo siguiente“España nunca, nunca será un país de primera fila si no tiene una ciencia de primera fila”
Nacido 1951, Madrid. Casado. Dos hijos y dos nietos. Cursando el antiguo Preu, asesinato de Enrique Ruano y la canción de Maria del Mar Bonet. Ciencias Políticas. Cárcel y todo eso, 1970-71. Licenciado en 1973 y de la mili en 1975. Director comercial empresa privada industrial hasta de 1975 a 1979. Traslado a Mallorca. de 1980 a 1996 gerente y finanzas en CC.OO. de Baleares. De 1996 hasta 2016, gerente empresa propia de informática educativa: pipoclub.com Actualmente jubilado pero implicado, escribiendo desde verano de 2015, con unos 170 artículos publicados, sin ningún compromiso, en diversos medios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =