El fracaso electoral del PP en Cataluña ya tiene nombre y apellidos: Xavier García Albiol. Así, los populares van moviendo ficha. La candidata mejor posicionada para representar a los conservadores en futuros comicios es la actual ministra de Sanidad, Dolors Motserrat.

El mandato de Xavier García Albiol al frente del PP de Cataluña está próximo a su fin. Lo asume el todavía líder regional del partido y en Génova ya piensan en cómo y cuándo se producirá el relevo tras la debacle electoral del 21-D. A pesar de que Dolors Monsterrat es la favorita como futura candidata a la Generalitat, la ministra no desembarcará todavía en la dirección autonómica.

Xavier García Albiol seguirá como líder del PP al menos hasta que se forme gobierno en Catalunya, según aseguraron fuentes de la dirección nacional del Partido Popular.

El presidente de los populares en Cataluña puso su cargo a disposición del partido al día siguiente de las elecciones catalanas, cuando el comité ejecutivo analizaba los malos resultados que había obtenido la candidatura que él encabezaba, y añadió que estará a lo que decida la dirección nacional del partido. Esta dirección ve “lógica” la sustitución de Albiol, pero el cambio no será inmediato. Las mismas fuentes creen que debe seguir al frente del proceso que se abre ahora, que supone la formación del Parlament, la composición de la Mesa, la posibilidad de tener o no grupo parlamentario, e incluso la investidura del nuevo president. Hasta ahí piensan en el PP que Xavier García Albiol debe mantenerse al frente. Después será otra historia y el propio Albiol lo tiene asumido tras su fracaso electoral.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorFallece Aurelio Menéndez, ministro con Suárez en la Transición
Artículo siguienteEl Tribunal Supremo podría decidir hoy el futuro de Junqueras
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − 8 =