La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, se ha reunido hoy en París con un nutrido grupo de representantes de empresas españolas y empresas francesas con intereses en España.
En su intervención Nadia Calviño ha destacado la tradición y relevancia de las relaciones comerciales entre ambos países, señalando que Francia es el mayor cliente de España en el mundo y el cuarto inversor extranjero.

Asimismo, ha resaltado el dinamismo de las empresas españolas y el importante proceso de internacionalización llevado a cabo en los últimos años: “contamos con empresas globales, abiertas, productivas e innovadoras, a las que desde las administraciones públicas apoyamos y seguiremos apoyando”.

Crecimiento sostenible

La ministra ha asegurado que el Gobierno está convencido de que el crecimiento, además de robusto tiene que ser sostenible.

España está en una fase de crecimiento intenso

Nadia Calviño ha resaltado que España está en una fase de crecimiento intenso, conseguido tras duros años de crisis gracias al esfuerzo de todos los españoles, pero que, sin embargo, no ha conseguido recuperar los niveles de bienestar previos a la crisis y arrastra importantes desequilibrios, entre los que ha citado la tasa de paro, el alto porcentaje de población en riesgo de exclusión, el elevado índice de pobreza infantil y el mantenimiento de un importante déficit estructural.

Para revertir esta situación la ministra Nadia Calviño ha señalado que “la política económica debe estar encaminada a fomentar un crecimiento robusto que sea además sostenible desde una triple perspectiva: económico-financiera, medioambiental y social”. La ministra de Economía y Empresa ha trasladado a los empresarios reunidos que este triple eje de sostenibilidad requiere que se aúnen varios elementos esenciales: estabilidad presupuestaria, que permita reducir el stock de deuda pública y garantizar su sostenibilidad; aumento de la productividad, mediante la inversión en capital humano, innovación y una transición ecológica inteligente; y reducir la brecha salarial de género ya que una mayor participación de las mujeres en el mercado de trabajo genera mayor crecimiento económico.

Finalmente, Calviño ha puesto de manifiesto el carácter europeísta del ejecutivo y su compromiso para impulsar la integración europea: “la Unión Europea se basa en un sueño de profunda solidaridad que debe inspirarnos de cara al futuro para que ningún estado ni ciudadano se quede atrás”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × cinco =