El primer teniente de acalde socialista, Juan Luis Ruiz, en el municipio catalán Vilanova i la geltrú, comparte este mandato con la alcaldesa del PdeCat, Neus Lloveras, – a su vez presidenta de AMI en Cataluña-, en un ejemplar consenso y armonía política, “gestionamos el gobierno municipal de 70.000 personas sin ningún conflicto, siendo un referente en Cataluña de diálogo” , así como sucede en Girona en un pacto PSOE-PDeCat. En declaraciones a Diario 16, Ruiz expresa “una gran preocupación por la tensión que se respira en Cataluña en las calles, donde nadie tiene claro todavía si habrá referéndum o no”, “mientras algunos alcaldes socialistas son insultados o reciben pintadas y presiones, lo que nos ha llevado a un manifiesto conjunto de apoyo en el que sentimos el respaldo incondicional de Pedro Sánchez”. “La solución para Cataluña pasa por un debate hacia el federalismo y una reforma constitucional”, subraya Ruiz.

El secretario general del PSOE, visitó en las últimas horas Barcelona “en el desayuno con El Periódico, donde nos sentimos muy arropados por Sánchez con una unanimidad en el PSOE sobre el apoyo al PSC y a todos los cargos públicos que estamos en Cataluña”, señala Ruiz, que recuerda por otra parte que “el Tribunal Constitucional ha suspendido las leyes aprobadas en el Parlament, y los Mossos tienen instrucciones en este sentido”.

“El referéndum 1-O es vinculante y se celebraría para aplicar el independentismo en las siguientes horas si llegara a ser aprobado”, pero “está claro que el 1 de Octubre no acaba todo, sino que habrá 2 de Octubre en un proceso que llevará mucho tiempo todavía en el que se plantea un proceso hacia un federalismo en el que se puede dialogar que no sea incompatible con la monarquía”, avanza el edil socialista.

El PP debió abrir antes el diálogo para no judicializar un tema político

“Gobernamos en Cataluña en una situación muy complicada, aunque cueste admitirlo, la ciudadanía está dividida con la cuestión del 1-O, en la que las personas que están a favor están más posicionadas en público y quienes no lo apoyan están en una postura más discreta, incluso por miedo a la presión social que se describe como una mayoría silenciosa”, explica Ruiz, que recuerda que “la consulta del 9-N no era vinculante en absoluto, pero ahora todos los pasos de la Generalitat son encaminados a un referéndum vinculante, por ello, el despliegue de medios que ha puesto en marcha Mariano Rajoy para impedirlo”, aunque “ha sido la actitud política del PP la que ha derivado a la situación que estamos sufriendo en Cataluña”.

“Con la sentencia del TC hay un punto de inflexión, pero Rajoy lleva este proceso de manera irresponsable, incluso recogió firmas políticas contra el Estatut catalán”, argumenta Ruiz, que subraya que “la Generalitat tiene locales propios para celebrar un referéndum, centros de educación secundaria en los municipios que son de la Generalitat, por tanto, gestionados directamente porque tienen la titularidad y podrían usarlos para el referéndum, sin necesidad de que los alcaldes que no ceden locales para el 1-O sufran presiones por negarse”, además “no se poner en riesgo a los funcionarios públicos, máxime con las resoluciones del TC”.

La solución para Cataluña pasa por un debate hacia el federalismo y una reforma constitucional

“Aunque los independentistas digan que no reconocen leyes en España, no hay dos leyes paralelas, sino que las leyes afectan a todo el mundo”, explica Ruiz, que sostiene “no es de recibo que Oriol Junqueras diga que solo una parte del Estatuto tiene vigor mientras hay otra parte que si no habla de autodeterminación no tiene validez; no hay leyes parcialmente en vigor, no se puede argumentar de esta manera”.

“Hemos llegado a esta situación porque no ha habido voluntad política por parte del Gobierno del Estado, no se puede judicializar una situación política, el PP debió abrir antes el diálogo para no judicializar un tema político, para no llegar a este escenario que resulta peligroso”, expone el miembro del PSOE que reconoce “la presión que reciben algunos compañeros socialistas, aunque no ha habido agresiones físicas, pero si psicológicas”. “La historia os juzgará”, es uno de las pintadas que han recibido alcaldes o miembros del PSC”, dice Ruiz,

La solución al conflicto en Cataluña para por una salida federal y una reforma de la Constitución actual. Abrir una Mesa de política territorial para un diálogo en el Congreso es un primer paso adelante propuesta por el PSOE, es necesario aplicar el sentido común, aunque las posturas del Estado y la Generalitat son extremas, con una hoja de ruta por parte de los independentistas que de momento no renuncian al 1-O”, subraya Ruiz que afirma “es un choque de voluntades políticas muy fuerte lo que está sucediendo”.

Hay que recordarle a Rajoy que no todo son réditos electorales en la cuestión independentista, así como también puede observarse la división brutal interna de Podemos respecto al 1-O, y el asenso político de ERC que podría convertirse en la primera fuerza política si acudimos a elecciones autonómicas anticipadas, aunque en 2011 casi perdieron toda representatividad política en Cataluña”, advierte Ruiz, que recuerda que “Xavier Albiol sigue el discurso único del PP en Cataluña, mientras Ciudadanos es la segunda fuerza política en Cataluña con Inés Arrimadas, la líder de la oposición en el Parlament, y un papel importante en este asunto”.

Nos sentimos muy arropados por Pedro Sánchez con una unanimidad en el PSOE sobre el apoyo al PSC

“El lugar de CIU siempre fue el del autonomismo, no el del independentismo. El líder de CIU, Jordi Pujol, pactaba con PP y PSOE en las investiduras y luego lo justificaba en Cataluña”, dice Ruiz, que también recuerda el lugar político de Coscubiela en el Parlament, del PdeCat, la CUP, Junts pel Sí…Mientras ”en el espacio político del PSC con Miguel Iceta, nos sentimos escuchados y reconocidos por la dirección general del PSOE”, apostilla desde su cargo público en un ayuntamiento a escasos kilómetros de Barcelona, y señala que “la situación en la capital es muy diferente, pero en los pueblos se acrecienta la tensión para los políticos socialistas porque en las poblaciones más pequeñas la gente se conoce con más cercanía, y las amenazas e insultos se vuelven más personalizados”.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − dieciseis =