Presentación de la marcha por la ciencia en España / Foto Agustín Millán.

La Marcha por la Ciencia es el primer paso de un movimiento global para defender el papel vital que juega la ciencia en nuestra salud, seguridad, economías y gobiernos, después de que en España se hayan reducido las ayudas a la investigación un 2,6%.

Diario16 ha sido testigo de la presentación del movimiento de la Marcha por la Ciencia en España. Según anuncian los organizadores, la primera marcha tendrá lugar el sábado 22 de Abril en Madrid, Barcelona, Sevilla, Girona y Granada.

En este sentido, Emilio Criado, portavoz de este movimiento, recordó que el 19 de Diciembre de 2013 se firmo el Pacto por la ciencia entre todos los grupos políticos, menos PP y UPN. Y recordó que había que exigirles a los representantes institucionales que firmaron aquel pacto, “que se retraten ahora ante la sociedad”. Según explica a Diario16, aquel pacto se logró después de la mayor manifestación de apoyo a la ciencia en España.

Por otra parte, La Marcha por la Ciencia internacional llevará a los científicos a movilizarse en más de 400 ciudades de todo el mundo, el próximo  22 de abril, día de la Tierra.

En este sentido, la página web de las March for Science afirman: “La ciencia, los científicos y la exposición de políticas basadas en evidencia científicas, están siendo atacadas. Los recortes presupuestarios, la censura de investigadores, la desaparición de conjuntos de datos y las amenazas de desmantelar las agencias gubernamentales nos hacen daño a todos, poniendo en riesgo nuestra salud, alimentación, aire, agua, clima y empleos. Es hora de que las personas que apoyan a la ciencia tomen una posición pública.”

A la presentación de la Marcha por la Ciencia también han asistido representantes de la Federación de Jóvenes Investigadores, Berta Rodés de la Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios, y el portavoz de las marchas por la ciencia en España.

La Marcha por la Ciencia o “Manifiesto por la Ciencia” es la recomposición del colectivo del Pacto por la Ciencia del año 2013, ampliando a otros colectivos. Es importante recalcar que este acuerdo ha sido difícil, pero a su vez importante.

En esta presentación se ha comunicado a Diario 16 que la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) y la Crue Universidades Españolas, se han adherido a la Marcha por la Ciencia.

En estos meses de nueva legislatura se ha puesto sobre la mesa, en el Congreso tres Proposiciones No de Ley sobre ciencia: del PSOE, Podemos y Ciudadanos. “Los partidos políticos que firmaron el Pacto por la Ciencia en 2013 deben retratarse frente a la sociedad, ahora que el parlamento ofrece otras geometrías y capacidades de presión.” Ha afirmado Emilio Criado investigador del CSIC, y vocal de CCOO.

Los dos elementos que condicionan la política científica española son los “Planes Nacionales” y los “Presupuestos Generales del Estado”, según Criado, que asegura que ambos conceptos están peor que nunca.

En la presentación se denunció que anunciar en los medios de comunicación, que los Presupuestos Generales del Estado para ciencia, se incrementan un 4%, confrontándolo con las cifras del gobierno, es mentira. O por llamarlo con el término que ha puesto de moda el presidente Trump en Estados Unidos: “Las realidades alternativas”.

Mientras que los capítulos dedicados a aquellos recursos que permiten mantener operativos los centros de investigación, los recursos de personal, y sobre todo, que financian los Planes Nacionales de Investigación, (la formación del personal investigador que permite mantener operativas las instituciones científicas,) bajan en un 2,6%. Estamos ante un engaño que necesita una denuncia pública,según Criado.
“No puede estar la señora Carmen Vela (Secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación) en Japón, sin afrontar que estas cifras que son mentira.” Ha afirmado Emilio Criado.

Nos encontramos en una situación en la que los PGE, no solo, no incrementan las partidas de ciencia como esperaban para compensar ese 40% de caída últimos años. Si no que han disminuido. Denuncian que la edad media de los investigadores españoles está rondando los 55 años y que en un 40% es precaria. “Con estos presupuestos la ciencia va a bajar un 5%.”

Los sectores de la Universidad y de la investigación han sido marginado del carácter estratégico que ha tenido incluso en los momentos más críticos. El plan nacional para la ciencia o “Plan Estatal de Investigación en Ciencia y Tecnología” tenía que haber entrado en vigor el 1 de enero del 2017.

En noviembre de 2016 el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad convocó a un grupo de expertos para que realizase un informe de manera urgente. Después de esa reunión, no ha vuelto a haber otra. Cuando en enero y febrero ese grupo de expertos preguntó qué pasaba, la respuesta oficial fue que el Ministerio no había tenido tiempo de unificar los borradores de los seis grupos de trabajo y ni siquiera de elaborar un documento sistemático.

Pero lo más grave es que los investigadores se pueden encontrar, que la convocatoria del Plan Nacional se haga de prisa y corriendo con vistas al verano. Y que los fondos lleguen a los centros de investigación en diciembre. Si esto sucede, el mundo científico habría tenido otro año en blanco. Para los científicos: “Esto sería dramático. Tendríamos un segundo año en blanco.”

La Marcha por la Ciencia surgió en EEUU como reacción a las políticas de Donald Trump de negación del “Cambio Climático”, de la derogación de las políticas medioambientales del Presidente Obama, la permisividad en las concesiones de perforación y obtención de recursos fósiles y contaminantes de zonas como Alaska.

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Once + quince =