Es este un libro lleno de grandes relatos sobre escritores, filósofos, monstruos, santas y magos itinerantes. Historias que parecen hechas en la máquina de escribir Malling-Hansen de Friedrich Nietzsche, percutidas sus teclas con la misma furia y afán de verdad. La cuentística de Juan Carlos Chirinos, uno de los escritores venezolanos más importantes de su generación, se caracteriza, como ha señalado José Balza, por ser «vertiginosa y exacta, plena de humor y desolación». Tal vez por eso estos cuentos funcionan como las revelaciones de un narrador que se sabe observador privilegiado, o no: «Me creo con cierta capacidad de leer las almas de las personas que me rodean; tal vez no sea así», resuena como un aliento incierto la cita inicial de Knut Hamsun, invitando al lector a confirmarlo recorriendo las páginas del libro.


 

 

BIOGRAFÍA: Es licenciado en Letras (UCAB, Caracas) y realizó estudios doctorales en Salamanca (USAL). Ha publicado Leerse los gatos (1997), premio de relato breve de la embajada de España en Venezuela, Homero haciendo zapping (2003), premio de la bienal de cuento Ramos Sucre, El niño malo cuenta hasta cien y se retira (2004), finalista del premio internacional de novela Rómulo Gallegos, Nochebosque, (2011) y Los sordos trilingües (2001); y las biografías La reina de los cuatro nombres: Olimpia, madre de Alejandro Magno (2005), Miranda, el nómada sentimental (2006; 2007), Alejandro Magno, el vivo anhelo de conocer (2004) y Albert Einstein, cartas probables para Hann (2004), seleccionada esta última en 2005 por el Ministerio de Educación de México para las Bibliotecas de Aula de las escuelas de educación básica.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + tres =