La que fuera responsable de Comunicación en los Gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González, Isabel Gallego, declaró la primera semana de abril a petición propia ante el juez del caso Púnica, Manuel García-Castellón. Gallego explicó que los señalados utilizaban distintos organismos como “chiringuitos” para mejorar su imagen.

Gallego señala a Granados, Figar, Prada y Lamela

En el audio que hace público La Sexta, Isabel Gallego se explica así ante el juez: “Chiringuito, Alfredo Prada, dos puntos, comillas, Ciudad de la Justicia. Chiringuito, Francisco Granados, dos puntos, Agencia de la Inmigración. Chiringuito, Lucía Figar, dos puntos, Fundación Madri+d. Chiringuito, Manuel Lamela, dos puntos, 1%. No se lo puedo explicar más claro”, declaraba Isabel Gallego al juez de la Audiencia Nacional.

Declaraciones demoledoras de quien más cerca vivió el dí día junto a Aguirre.

Pocas veces una jefa de prensa ha tenido tanto poder. Isabel Gallego ha manejado la política informativa primero bajo la presidencia Esperanza Aguirre y después al lado de Ignacio González. En los últimos días había asumido el papel de jefa de comunicación de la campaña de Aguirre en su carrera hacia la alcaldía de Madrid. Nadie mejor que ella conoce las fobias y las filias del PP madrileño para estar al lado de la candidata en su próximo y comprometido asalto.

Pero Gallego demuestra que está dispuesta a hablar y que sus años al amparo de la Comunidad de Madrid y del equipo de Aguirre no le pasen factura.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorErrejores
Artículo siguienteRosario, “La dinamitera”
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =