La mano del hombre ha provocado el fuego que desde este sábado por la noche afecta en Huelva al pulmón de Europa, el Parque de Doñana, y que ha obligado a desalojar a 400 personas por la amenaza de las llamas en el Parador de Mazagón, dos campings y un hotel. El incendio, de grandes dimensiones, se originó a las 21.30 horas del sábado en La Peñuela, una zona de cultivos perteneciente a la localidad onubense de Moguer.

Además del hotel Solvasa, el parador de Mazagón y los campings Doñana y Cuesta de la Barca, también han tenido que ser desalojados los trabajadores del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial del Interior (INTA), ubicado en la denominada zona de La Arenosilla, así como varias viviendas de la zona y los residentes en el centro de rehabilitación de drogodependientes, según informan fuentes del 112 de Emergencias de Andalucía.

El servicio contraincendios de Andalucía Infoca asegura que la localidad de Mazagón ha quedado prácticamente desierta tras declararse el incendio, cuyas llamas han penetrado en el interior del Parque Nacional, y cuya carretera que une los términos de Mazagón y Matalascañas permanece cortada al tráfico entre los kilómetros 24 y 52. Los desalojados han tenido que ser ubicados temporalmente en distintos pabellones deportivos de Mazagón y Moguer y en hoteles de la Matalascañas, la playa de referencia en la zona.

El fuerte viento que soplaba cuando se originó el fuego ha provocado que las llamas se hayan extendido con rapidez por las copas de los pinos sin que de momento los servicios del Infoca, que ha activado el nivel 1 de alerta, desplazados al lugar hayan podido controlarlo, y que incluso ha causado su entrada en el Parque de Doñana. Los medios aéreos han comenzado su trabajo a las 8 de la mañana del domingo. El consejero andaluz de Medio Ambiente, José Fiscal, ha reconocido que el fuego “es grande”. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha supervisado personalmente las labores de extinción en la zona, junto al titular de Medio Ambiente.

Durante las labores de extinción de esta madrugada, el delegado del Gobierno de la Junta en Huelva, Francisco José Romero, solicitó la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para colaborar en las labores de extinción. Unos 200 efectivos están trabajando a contrarreloj contra las llamas, además de 57 efectivos de la UME y ocho vehículos de extinción de incendios, así como 70 bomberos del Infoca, una nodriza, siete autobombas y la Unidad Médica de Incendios Forestales y la Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones.

Por la mañana, 21 medios aéreos han comenzado a trabajar en la extinción, a los que se han sumado también 28 bomberos del Parque Provincial de Huelva.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =