Campaña publicitaria de Codere con las estrellas del Real Madrid

Los clubes de LaLiga se han convertido en cómplices de la pandemia de ludopatía que está asolando España. Desde las asociaciones de lucha contra la adicción al juego indican que una parte importante de estos incrementos se deben, precisamente, a la publicidad agresiva que realizan estas empresas y a los patrocinios de los grandes clubes de fútbol que ponen a sus estrellas al servicio de campañas que no hacen más que atraer a los jugadores por la supuesta facilidad de ganar dinero.

En días pasados Diario16 se hizo eco de cómo un equipo histórico de la liga inglesa, el Luton Town, que ahora milita en la tercera división, rechazó un patrocinio de medio millón de euros porque no querían contribuir a crear adictos al juego. Sin embargo, esos contratos son muy jugosos para los clubes de fútbol porque les garantizan millones de euros a sus presupuestos sin tener en cuenta el daño que están haciendo a la sociedad.

En LaLiga, diecinueve de los veinte equipos tienen contratos de patrocinio con las casas de apuestas deportivas online. El único club que no ha firmado ningún acuerdo es la Real Sociedad, quien rechazó una oferta de 2 millones de euros de la empresa Betway porque la actividad de la empresa iba en contra de los valores que representa la Real, valores que trascienden lo meramente deportivo. El resto de clubes no tienen la conciencia social del equipo txuriurdin.

En la siguiente tabla vemos quién patrocina a quién:

El Gobierno de Pedro Sánchez debe seguir el ejemplo del ejecutivo italiano quien prohibió la publicidad de casas de apuestas en la Serie A a partir del 1 de enero del próximo año, un decreto que se firmó, precisamente, para paliar la pandemia de ludopatía que están generando las casas de juego online.

En el Congreso de los Diputados, el Grupo Confederal Unidos Podemos ha propuesto la prohibición de publicidad de este tipo de empresas para prevenir y controlar la escalada de la adicción al juego, exactamente lo mismo que se hizo con la publicidad del alcohol y el tabaco, por ejemplo. El pasado 23 de octubre se aprobó por unanimidad en las Cortes que se inste al Ejecutivo a regular la publicidad de las casas de juego. Por tanto, la pelota está ahora en el tejado del gobierno.

El fútbol no puede mancharse más siendo cómplice de la ludopatía. Hay otros muchos sectores con los que lograr ingresos. Para ello, mientras el Gobierno cumple el mandato de las Cortes, tiene que ser la propia Liga de Fútbol Profesional, con su presidente Javier Tebas a la cabeza, la que dicte una norma prohibiendo la publicidad del juego. ¿Acaso se vería bien que un equipo de LaLiga luciera en su camiseta el logo de un club de alterne o el teléfono de un traficante de drogas?

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 6 =