Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias.

En el Parlamento de Canarias, la bancada en minoría del Ejecutivo de CC-PNC-AHI, -conformada por 18 diputados-, secundaron la Ley del Suelo, con el apoyo del PP-ASG, sumando 33 votos, mayoría parlamentaria, frente a la oposición en bloque de 27 diputados del PSOE-NC-Podemos. Esta polémica Ley sin consenso político, es el punto de inflexión en esta Legislatura, que mantiene una escasa actividad legislativa en la Cámara.

Se sucedieron sendas concentraciones en el Parlamento canario. La favorable a la Ley del Suelo, por parte de un grupo de agricultores que defienden su derecho a la regulación de actividades agrarias y ganaderas. La oposición social a esta Ley, fue una plataforma de manifestantes a las puertas de esta Cámara, custodiada por la Policía Nacional.

Las incontables horas en aprobar enmienda por enmienda esta Ley del Suelo, que finalmente queda validada mediante la Exposición de Motivos avalando 408 artículos en el Parlamento, puso de manifiesto controversias entre los grupos políticos.  

“La post-verdad es la necesidad de trasladar a la gente una verdad emocional, pero aunque esta Ley tenga críticas, se ha hecho un esfuerzo para que se una ley de todos. Es falso que haya intereses de parte”, dijo el portavoz parlamentario de CC, José Miguel Ruano. El Grupo CC-PNC-AHI argumentó que la Ley del Suelo, trabaja sobre el principio de no regresión, un trabajo hecho durante muchos años”. La intención del Grupo de Gobierno nacionalista es un articulado, para que en el suelo que no esté protegido se desarrollen actividades, y defendió que “no es cierto que se debilite el papel del órgano autonómico, no es un señuelo político, ni se vacía de competencias a ningún órgano”.

El PSOE destacó el apoyo en ponencias a 365 artículos de los 408 preceptos de esta Ley en 42 horas, -siendo necesario transar también algunas enmiendas-, haciendo hincapié en la capacidad de consenso de los socialistas, dijo la diputada Naira Alemán, que apuntó a la falta de participación de la ciudadanía en un proyecto, que “será aprobado con solo 33 votos de los diputados de CC-PP-ASG”, mientras el resto de los grupos en la oposición se oponen.

“Me niego a resignarme, con esta Ley se ha malgastado una oportunidad de oro para legislar el Archipiélago”, subrayó la diputada del PSOE, que denunció “el abandono de las competencias autonómicas sobre el territorio como peligroso”, y puso en valor el órgano de la COTMAC (Comisión de Ordenación del Territorio), que el PSOE no ha querido relegar, sino impulsar un órgano para aprobar criterios de territorio, “al creer en la visión cercana de los ayuntamientos, -que han quedado exentos sin ser evaluados por una comisión del territorio-, con un gobierno que está y debería “defender los intereses generales”.

El PP podría entrar inminentemente en el Ejecutivo en un pacto con CC, y se mostró favorable a la Ley del Suelo, junto a los nacionalistas liderados por el presidente Clavijo. El representante de los populares, Miguel Jorge, defendió esta Ley como “muy participativa, pero con detractores de esta norma”.

“Se trata de una ley clara, concisa, entendible por todos, con seguridad jurídica. La discrecionalidad es la antesala de la arbitrariedad”, explicó el diputado popular, que criticó a la COTMAC alegando que “ha perjudicado más que ha beneficiado, por falta de flexibilidad”. Jorge apeló al “empoderamiento de la gente a través de sus representantes, para aprobar proyectos en los municipios”, y destacó “la supresión de la revisión obligatoria de los planes, residencialización, posicionamiento favorable, consenso, y simplificación”.

La formación de Nueva Canarias, que aprobó los Presupuestos Generales de Rajoy en el Congreso con el diputado Pedro Quevedo, se negó a respaldar esta Ley del Suelo, con la intervención de Luis Campos (NC), que resaltó la importancia de “la Ley más estratégica que un parlamento pueda aprobar, la ley de su territorio”, con actitud crítica al proceso que utilizó el Gobierno, “con fuertes presiones políticas y empresariales”, y “rechazamos esta ley porque rompe el proyecto de Canarias”.

“No es necesario talar los bosques para acabar con los incendios”, dijo Campos, que subrayó la Ley como un factor que debilita el papel de las islas en materia de ordenación, un mantra que plantea la renuncia al órgano de control de COTMAC. NC denunció que habrá instrumentos que permitirán saltarse planeamientos, “esta Ley abre puertas traseras, debilita el papel de los cabildos, se va a pasar de urbanismo a proyectos de interés a instancia de cualquier administración.

El diputado de NC apuntó a “una derrota en términos políticos, porque se va a probar sin consenso la Ley del Suelo, con una mayoría pírrica, pero con 70.000 personas en contra. Campos aprovechó para anunciar en la Cámara el trabajo político para crear “una mayoría alternativa en el Parlamento”.

“Este es un mal día para Canarias, y para Podemos, porque vamos a aprobar una Ley del Suelo, que es totalmente dañina para los intereses generales de la sociedad”, dijo la diputada, Concepción Monzón, que desde la formación morada, cuestionó esta Ley al no contar ”con un plan de participación ciudadana, sin consenso, constituyendo una maraña legislativa”. Monzón criticó duramente que esta Ley “se convertirá en una carta blanca,   con arbitrariedad de los poderes públicos, inseguridad jurídica, con un concepto del territorio sometido a discrecionalidad”.

La diputada de Podemos aseveró que esta Ley no tiene parangón en ninguna comunidad autónoma, y “destruye el intento de racionalidad del territorio, poniendo en manos de unos pocos, esta posibilidad, dividiendo el territorio”, señalando en estas cuestiones políticas a CC PP y ASG.

El diputado por la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, apeló a favor de la Ley del Suelo, que desde su propia tierra, “es necesario generar riqueza, pero no de cualquier manera ni a cualquier precio. El crecimiento y equilibrio es posible, diversificar la economía, escorada en el sector turístico”, y dijo que este Ley, “diversifica actualiza, y racionaliza”, además de apostar por la agricultura, que “en la actualidad solo aporta el 1% del PIB de los 44.000 millones de euros de la riqueza de Canarias”.

Curbelo subrayó la confianza en la transparencia de la Ley del Suelo, así como en las nuevas competencias que asumirán los cabildos y ayuntamientos, sosteniendo que “el municipalismo es la base de la democracia, y esta Ley, ha conquistado a este diputado”.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × cinco =