En Brasil, como en España, la Justicia no empaña el tirón electoral de partidos y personas, al menos no en determinados casos. Eso ocurre en el país carioca con Lula da Silva, igual que con el PP en nuestras fronteras.

Ni duras sentencias consiguen dar un giro electoral en países mediterráneos o de América del Sur.

En este sentido, el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva  lidera los sondeos pese a su condena por corrupción.

Si Lula incomoda a mucha gente, imaginen los miles de Lulas que están conmigo“, afirmó desatando los vítores de sus seguidores en una plaza de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais (sudeste), donde visitó 20 ciudades en una semana. 

La difícil situación que vive Brasil no empaña a Da Silva, porque una vez más las vísceras, las esperanzas y una buena campaña de marketing ayudan a convertir en héroes a personas que no siempre han brillado por su honestidad.

“Yo aprendí a no desistir. Con esta energía vamos a darle la vuelta al partido y vamos a traer la democracia de regreso a este país“, añadió con su voz rasgada, días después de haber cumplido 72 años en plena caravana.

Vestido esta vez de negro, y acompañado de nuevo por su sucesora Dilma Rousseff -destituida el año pasado-, el ex mandatario no dudó en señalar a sus enemigos de las “élites” como los culpables de su compleja situación judicial.

Lo que ellos no pueden aceptar es que Lula montara un partido de izquierda, que se convirtiera en el mayor de América Latina, y que ganara dos veces las elecciones“, aseguró en referencia a sus dos mandatos (2003-2010).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorLa crisis soberanista llega a la Ejecutiva del PSOE
Artículo siguienteOcho muertos en un atentado en pleno Manhattan en Halloween
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

3 Comentarios

  1. Estoy con Lula desde siempre. Dió una sacudida enorme, a manera de suanami a su enorme país Brasil. Comieron aquellos que no comían, mejoró la educación, puso fin a la miseria corrosiva en la que estaba inmersa millones de personas.
    ¿Quienes le atacan? Solo los poderosos, aquellos a quienes “limitó” tal vez sus ganancias. O los míseros a quienes sus “señorías” compran con un plato de lentejas.
    La VERDAD, tarde o temprano acaba por traslucir. Incluso en un mundo en el que la vida y la muerte van parejas, si no atiendes a quienes ¡¡IMPONEN!!
    ¡Un gran abrazo!
    Lula, te queremos….

  2. http://diario16.com/lula-si/

    La historia está plagada de incertidumbres, de falsedades. Miente, miente, miente cuánto puedes- dicen las voces de los pueblos – que algo queda. La voz del pueblo puede ser la voz de dios o del diablo. Depende mucho de la “verdad” que bombardean los medios de comunicación. Las elecciones son una forma democrática de ratificar o condenar el valor de una denuncia o de una condena. La historia está plagada de mentiras, que son aceptadas como verdaderas.

    La crónica que publica el Diario16 de Madrid, plantea un tema que está ligado con un líder latinoamericano. Busquemos la verdad… Leamos la siguiente crónica. JZA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − seis =