Tan sólo unas horas ha tardado el juez del caso Lezo, Manuel García-Castellón, en citar a José María García para declarar como testigo después de la difusión ayer del programa de Jordi Évole, Salvados”, en el que insinuó que el expresidente de OHL pasó “por caja” para obtener adjudicaciones públicas.

El magistrado le ha citado en relación con una pieza del caso Lezo que investiga la adjudicación a OHL en 2007 de la construcción de un tren entre Móstoles y Navalcarnero, obra que finalmente no se realizó.

García, en el programa “Salvados“, habló de un constructor “poderosísimo” que había llegado a ser ministro (Villar Mir fue titular de Hacienda en 1976) y que le dijo que tenía que “pasar por caja” para obtener adjudicaciones públicas; ante esta afirmación, Évole le espetó: “Son ya muchas pistas… ¿empieza por Villar y termina por Mir?”, a lo que García contesta: “Empieza por V y acaba por R” sin llegar a nombrar directamente a Villar Mir.

El expresidente de OHL es uno de los investigados en esta pieza del caso Lezo, en la que compareció el pasado mes de septiembre y negó saber algo de un supuesto pago de 1,4 millones de euros al expresidente madrileño, Ignacio González, por interceder para la adjudicación a su empresa de la construcción del citado tren.

García ha negado ante el juez que se estuviera refiriendo al constructor Juan Miguel Villar Mir, expresidente de OHL, en sus contestaciones a Évole, el periodista deportivo, ya retirado, ha declarado durante media hora como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón.

Villar Mir declarará de nuevo, junto a su yerno, Javier López Madrid, el próximo 21 de enero.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

veinte + 15 =