Tras la denuncia presentada por Facua Andalucía en 2014, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha acordado este martes sancionar a Endesa Distribución con 400.000 euros y el comiso de 1,39 millones de beneficio ilícito obtenido en 2014 por aplicar a 350.000 usuarios tarifas ilegales por el alquiler de sus contadores de la luz.

Al igual que el resto de grandes distribuidoras, tras sustituir los contadores por sus nuevos equipos de medida digitales, la compañía ha venido cobrando las tarifas que la normativa del sector sólo permite cuando tienen activada la telegestión, pese a que cientos de miles de equipos no ofrecían estas prestaciones.

La denuncia de Facua Andalucía, presentada en noviembre de 2014 ante la Secretaría General de Consumo, fue derivada por ésta al Servicio de Consumo de Jaén, que procedió a archivarla. La federación de consumidores presentó un recurso en julio de 2015. La Junta notificó a Facua en octubre de 2015 que procedía a abrir expediente sancionador, sin que hasta la fecha le haya facilitado más información sobre el caso.

La demanda fue interpuesta por la secretaria general de Facua Sevilla, Rocío Algeciras, en el marco de la campaña que la organización desarrolla a nivel nacional para promover que los usuarios lleven a los tribunales a las eléctricas por hinchar un 50% las tarifas del alquiler de los contadores.

Tras requerir información y documentación a la distribuidora, la Administración autonómica confirmó la existencia de 351.050 contadores de telegestión no integrados, por los que se estaba cobrando un precio de alquiler “abusivo” e incurriéndose en una infracción “muy grave” de la normativa de protección al consumidor.

Una vez analizadas y descartadas las alegaciones de la compañía, la Junta ha decidido imponer la cuantía más elevada de las previstas para las cláusulas abusivas en contratos, 400.000 euros, “al darse el agravante de reiteración por haber sido ya sancionada la distribuidora en los dos años anteriores y haber ocasionado perjuicios valorados en más de 50.000 euros”, según el comunicado hecho público por el Ejecutivo autonómico.

En cuanto al comiso del beneficio de 1,39 millones de euros, esta cantidad resulta de multiplicar la cifra de 351.050 contadores de telegestión instalados irregularmente en Andalucía por los 3,96 euros anuales de más (0,33 mensuales, IVA incluido) que la compañía cobró indebidamente por su alquiler durante el año 2014.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + catorce =