–        La sociedad pública trató 839.470 toneladas de residuos peligrosos y no peligrosos, de los que un 31,3% fue sometido a procesos de recuperación material o energética

–        El pasado año se destinó un millón de euros para controles de impacto ambiental y se aprovisionaron 3,85 para cubrir los gastos de clausura de los tres vertederos de Serín


La junta general de la Compañía para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias, Sociedad Anónima Unipersonal (Cogersa SAU), presidida por la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, ha aprobado hoy la cuenta anual del ejercicio 2015, en el que se obtuvo un beneficio después de impuestos de 3.437.295,64 euros. La sociedad es propiedad del consorcio del mismo nombre, es decir, de los 78 ayuntamientos asturianos y de la administración autonómica. En el grupo empresarial figuran, además, la sociedad filial Proteínas y Grasas del Principado Sociedad Anónima (Proygrasa) y una participación del 50% en el accionariado de la empresa Bioastur Agrupación de Interés Económico (Bioastur AIE).

El resultado del ejercicio 2015 es ligeramente inferior a los 3.443.937,23 euros de 2014. El importe de la cifra de negocios ascendió a 37.127.878,15 euros que equivalen a un 5,1% más que el año anterior (35.325.798,59 euros en el 2014). El resultado de explotación aumentó un 15,8% para situarse en 3.391.786,59 euros, frente a los 2.926.863,76 euros de 2014; pero disminuyó notablemente el beneficio de origen financiero al pasar de 814.251,36 euros a 170.742,36 euros.

El 58% de los ingresos de Cogersa SAU (21.551.546,22 euros) está relacionado con la recogida y tratamiento de residuos no peligrosos. En ellos se incluyen la retirada y transporte de la basura urbana hasta Serín o hasta las nueve estaciones de transferencia, un servicio que el consorcio realiza en 40 municipios y el depósito en el vertedero de La Zoreda, pero también otros servicios como el tratamiento de lodos de depuradora que se presta al consorcio de aguas Cadasa y los restos no peligrosos de origen empresarial.

La recogida separada de residuos y su clasificación para el reciclaje representa el 16,5% de la actividad económica de Cogersa, un total de 6.129.253,42 euros. Por otro lado, la venta de materiales reciclados supuso ingresos de 2.862.434,71 euros, casi el 8% del total.

En la cuenta de pérdidas y ganancias destacan unos gastos de 1.033.566,28 euros en medidas para minimizar y controlar el impacto ambiental de las instalaciones de tratamiento de residuos, con acciones relacionadas con la depuración de lixiviados; análisis de agua, aire y suelos, o el control del ruido.

En el mismo apartado de gastos relacionados con el medio ambiente están las provisiones para cubrir en un futuro, y durante más de 30 años, los gastos de mantenimiento y clausura que generarán los tres vertederos que Cogersa explota una vez hayan sido cerrados al uso. El Real Decreto 1481/2001 de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, establece que estas reservas son obligatorias y la sociedad pública dedicó a las mismas un total de 3.851.268 euros en 2015, los cuales elevan la cantidad total provisionada a 66.451.176 euros para los depósitos de residuos no peligrosos (valle de La Zoreda), residuos peligrosos y residuos de construcción y demolición.

La junta de accionistas acordó aplicar el resultado del ejercicio a reservas, de forma que a 31 de diciembre la cuantía total del patrimonio neto sería de 51.710.835,97 euros (48.277.272,73 euros en 2014).

Aumenta la llegada de residuos

Asimismo, por segundo año consecutivo Cogersa registró una subida en el total anual de residuos que llegan al Centro de Tratamiento de Serín. A lo largo de 2015 se contabilizaron 839.470 toneladas, un 9,28% más que en 2014. El incremento fue especialmente significativo en el caso de los residuos de construcción y demolición, que aumentaron casi un 28% si se comparan las 135.666 toneladas de 2014 con las 173.445 toneladas de este último año. Los restos peligrosos que van a las plantas de tratamiento físico-químico y de estabilización antes de su depósito en el vertedero de seguridad aumentaron un 24,6% al pasar de 28.795 toneladas en 2014 a 35.869 el año pasado.

En el lado opuesto, son significativas las bajadas de un 9,5% en la llegada de residuos hospitalarios de riesgo cuyo destino es la planta de incineración y de los restos vegetales y estiércoles que llegan a la nave de compostaje, y que decrecen un 6,6%.

Cogersa destinó a preparación para el reciclaje, al compostaje o a la valorización energética (incineración con aprovechamiento del calor para generar electricidad) el 31,33% de los residuos totales recibidos, es decir, 262.977 toneladas, que son un 12% más que las 234.670 toneladas recuperadas en 2014.

RECUPERACIÓN DE RESIDUOS EN COGERSA 2015 2014
Clasificación de materiales (t) 215.076 183.580
Compostaje y biometanización (t) 45.300 48.291
Tratamiento térmico de residuos hospitalarios, harinas MER y otros (t) 2.601 2.799
TOTAL RECUPERACIÓN (t) 262.977 234.670
TOTAL RESIDUOS RECIBIDOS (t) 839.470 768.179
TOTAL RECUPERACION (%) 31,33% 30,55%

 

 

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 2 =