La Junta de Andalucía cierra hoy dos albergues en la provincia de Jaén en Torredelcampo y Martos. Estos dos albergues son de los más grandes con los que cuenta la provincia y su cierre supone la pérdida de un centenar de plazas. Ambos albergues prestan sus instalaciones a los inmigrantes que trabajan como temporeros recogiendo la aceituna.

La fecha escogida es crucial y que la recogida de la aceituna comienza en diciembre y se suele prolongar hasta febrero, incluso en algunas ocasiones hasta abril. Ambos establecimientos son esenciales para estos temporeros.

El albergue de Torredelcampo cuenta con 50 plazas –42 para hombres y sólo 8 para mujeres—. Sorprende que la Comisión de Inmigración había decidido abrir este albergue una jornada antes del inicio oficial de la campaña, el 19 de noviembre del 2016, y ahora se cierra en plena recogida.

Cada año, en este albergue se alojan aproximadamente unos 500 transeúntes y se contabilizan 1.600 estancias por temporada. La estancia máxima es de cinco días seguidos. Durante este tiempo, los alojados tienen derecho a manutención, higiene-aseo personal, lavandería, desplazamiento y servicios de orientación e integración socio-laboral.

El Albergue Municipal de Martos también ha cerrado sus puertas después de un mes de acogida a temporeros en busca de trabajo en la campaña de la aceituna. Francisco Miranda, concejal de Bienestar Social en el Ayuntamiento de Martos, ha manifestado, tal y como advirtieron al principio de la campaña, que pocos fueron los temporeros que encontraron trabajo en la recogida. En un mes se ha dado cobijo a 170 personas, una cifra pequeña en comparación a las de otros años.

Estos albergues se encontraban al 80% de su capacidad

El problema es que estos dos albergues, que han cerrado hoy, están todavía llenos ya que aún queda mucha campaña por delante. A día 5 de enero, según la ocupación media registrada, los albergues de Torredelcampo y el de Úbeda se encontraban por encima del 80 % de ocupación.

En Jaén quedan 19 de los 23 albergues con que contaba

El albergue de Jaén capital, también cerró hace unos días por falta de demanda, habiendo prestado servicio únicamente durante un mes. Este es el mayor de los 22 centros de este tipo que conformaban la red provincial durante la campaña de aceituna, con 170 plazas disponibles. De los 23 albergues con que contaba la provincia de Jaén, ya sólo quedan abiertos cuatro.

La red de albergues para temporeros constituye un recurso único en el país para acoger a quienes se trasladan a Jaén buscando un trabajo en la recolección de la aceituna, algo muy difícil en estos últimos años teniendo en cuenta las altas cifras de desempleo en la provincia.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Y los andaluces, esperando que se recoja el rey negro, para preparar la semana santa….no se puede sacar polvo de un fangal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + diecinueve =