Marina Álvarez, consejera de Salud, cuyo departamento ha anunciado que investigará las irregularidades.

Luis Escribano, ex jefe de servicio de la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía, fue cesado del cargo tras negarse en 2009 a elevar la cantidad asignada en subvenciones por la Administración autonómica a la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE), una imposición de la entonces directora general de Consumo y hoy alcaldesa socialista de Montoro, en Córdoba, Ana María Romero Obrero, para evitar que otra asociación, Facua, liderara las ayudas oficiales de la Junta de Andalucía según los datos resultantes de la baremación oficial, que situaban ese año por primera vez a Facua en primer lugar por encima de UCA-UCE. La cantidad asignada a una y otra asociación de consumidores apenas superaba los 20.000 euros de diferencia entre ambas, pero era la primera vez que la asociación afín al PSOE era superada por Facua.

El Gobierno de Susana Díaz ha anunciado que iniciará una investigación de la gestión de UCA-UCE después de conocerse las presuntas irregularidades detectadas en esta organización de consumidores próxima al PSOE.

A través de la red social Twitter, Escribano ha apuntado que su cese se debió a una represalia directa por negarse a cambiar la baremación legal que colocaba a UCA-UCE en segundo lugar de las subvenciones que otorga la Junta, por debajo de Facua por primera vez. “Sufrí presiones bestiales para cambiar la baremación”, apunta Escribano, algo a lo que se negó y provocó su cese del cargo al año de esta decisión de mantener la legalidad vigente. “Desde que tomé esa decisión, las relaciones se volvieron bastante tensas, y durante una baja por enfermedad la entonces directora de Consumo aprovechó para destituirme como jefe de servicio de Consumo”, apunta Escribano a Diario16. “He sido jefe de servicio con siete directores generales de la Junta y sólo he tenido problemas con dos por el mismo motivo, por negarme a corromperme”, añade.

Ana Romero, actual alcaldesa socialista de Montoro (Córdoba) y ex directora de Consumo de la Junta.

UCA-UCE está presidida en la actualidad por Juan Moreno Rodríguez, ex secretario general de Juventudes Socialistas de Andalucía y amigo de la presidenta de la Junta, Susana Díaz. El diario Infolibre ha publicado varias informaciones destapando las presuntas irregularidades de la organización de consumidores andaluza.

EdiUCA S.L., una sociedad administrada por UCA-UCE, ha estado percibiendo “pagos en secreto durante años” por Movistar, según denuncia Facua. “Desde hace más de una década, la organización que preside el ex secretario general de las Juventudes Socialistas de Andalucía Juan Moreno Rodríguez publica cada año estudios que presentan a Movistar como la mejor compañía de telecomunicaciones en calidad y precio”.

Facua viene reclamado insistentemente a la Dirección General de Consumo que expulse a UCA-UCE del registro autonómico de asociaciones de consumidores, algo que no solo no ha llevado a cabo sino que tampoco hay constancia de que haya iniciado una investigación de estas presuntas irregularidades como han avanzado fuentes de la Consejería de Salud, departamento del que depende la Dirección General de Consumo de la Junta.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 19 =