Los padres han comenzado a actuar unilateralmente ante la inacción de la Administración andaluza en el grave problema de la falta de climatización adecuada de la inmensa mayoría de los colegios públicos de la comunidad autónoma. En numerosos colegios consultados por Diario16, los padres han decidido no llevar o directamente sacar de las clases a sus hijos ante las temperaturas que los centros están registrando estos días de ola de calor y la falta absoluta de climatización de las aulas.

Los peligrosos efectos para la salud de los menores provocados por la ola de calor que se viene padeciendo estos días finales del curso escolar no han hecho más que empeorar una situación que ya viene siendo crítica durante varios meses del curso escolar, principalmente los que registran las más altas temperaturas.

En la provincia de Sevilla, más de un centenar de Ampas se han organizado para reclamar al Gobierno de Susana Díaz que acometa de una vez la nunca emprendida climatización de los centros escolares públicos de la comunidad, más de 2.000, que a día de hoy en su inmensa mayoría carecen de unos adecuados sistemas de climatización, rechazando la Administración autonómica en algunos casos que los propios padres costearan la compra e instalación de ventiladores y otros sistemas alternativos de refrigeración de unas aulas que estos días superan sin problemas los 35 grados centígrados.

Algunas aulas de Sevilla han registrado este lunes a primera hora temperaturas de 38 grados

La Junta de Andalucía ha remitido estos días a los colegios públicos una circular interna en la que no pasa más allá de aconsejar normas básicas de hidratación personal y deja a criterio de la dirección de los colegios públicos las medidas a implantar que eviten los golpes de calor en aulas que estos días llegan a experimentar temperaturas por encima de los 35 grados centígrados.

“Los niños y las niñas deberán mantenerse suficientemente hidratados, por los que se les debe facilitar beber agua y líquidos con la frecuencia necesaria”, apunta la circular remitida el pasado viernes 16 por la Consejería de Educación a los centros escolares públicos andaluces.

También se indica que “a criterio de los equipos directivos, se recomienda organizar la realización de las distintas actividades dentro del horario lectivo que mejor se ajuste a estas circunstancias, evitando realizar tareas de mayor actividad física por parte del alumnado en las horas más calurosas de la mañana y procurando que dichas actividades se realicen en espacios de sombra”, se señala en la circular de la Consejería de Educación, que en ningún momento ha contemplado la suspensión de esta última semana lectiva de clases pese a la situación de extremas temperaturas que se vienen padeciendo en toda Andalucía.

Los padres están actuando de forma unilateral ante la inacción de la Administración andaluza y están justificando por escrito no llevar a sus hijos a clase por la “inexistencia de sistemas de climatización de las aulas, donde se llegan a alcanzar temperaturas de 37 grados centígrados”, expresa el escrito que los padres están entregando en la dirección de un colegio de la capital andaluza para justificar la ausencia de sus hijos de clase.

El termómetro del colegio Juan de la Cueva de Sevilla registraba este lunes a las 8,45 horas una temperatura en el interior de una de sus aulas de 38,5 grados, por lo que las recomendaciones de la Junta para que los padres vistan a sus hijas e hijos “con ropa adecuada a las altas temperaturas de estos días” se hacen del todo fuera de lugar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + 2 =