El ‘sí’ a la independencia ha llegado al máximo del 47,7% desde febrero de 2015 y supera al ‘no’ (42,4%), aunque no alcanza la barrera del 50% porque se han contabilizado hasta un 8,3% de indecisos, según el sondeo del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO), el CIS de la comunidad catalana.

La segunda oleada del Barómetro de Opinión Pública del CEO, hecho público este viernes, apunta así a una relajación entre los contrarios a la secesión, dado que desde febrero de 2015, cuando se preguntó por primera vez a los encuestados sobre si querían “que Cataluña se convierta en un Estado independiente”, nunca el ‘sí’ había estado por encima del ‘no’.

Un “vuelco importante”, en palabras del director del CEO, Jordi Argelaguet, que ha indicado en rueda de prensa que “es la primera vez que el ‘sí’ está por delante del ‘no’ y es la primera vez que existe una diferencia claramente importante” entre las dos opciones.

La primera vez que el CEO preguntó a los encuestados por si querían un Estado independiente fue en febrero del 2015 y entonces, según Argelaguet, el ‘no’ se situaba en el 48% y el ‘sí’ estaba en el 44,1%.

JxSí ganaría las elecciones

Mientras tanto, Junts pel Sí se mantendría entre los 60 y 62 escaños pese a retroceder en intención directa de voto, aunque podría retener la mayoría independentista en el Parlament con la CUP, que bajaría de 10 a 6-8 escaños, en una cámara en la que Catalunya Sí Que Es Pot (CSQEP) doblaría resultados, de 11 a 20-22 diputados.

Según la segunda oleada del Barómetro de Opinión Pública, el sondeo otorga de 60-62 escaños a JxSí como primera fuerza, Ciudadanos caería de los 25 actuales a los 18-21 escaños, mientras que PSC se mantendría en 16-17, CSQEP subiría de 11 a 20-22, el PPC aguantaría (11-12) y la CUP cedería de 10 a 6-8 parlamentarios.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × uno =