En el PSOE todo marcha según el guión previsto. Nada ni nadie hace pensar que los inquilinos temporales de Ferraz dejen nada al albur de los acontecimientos para recomponer a su antojo la estructura orgánica de un partido que vive las horas más bajas de su centenaria historia y resiste a muy duras penas los envites por su izquierda. Los posibles candidatos siguen hablando de quién más que del qué, y todos se lo recriminan entre ellos pero nadie lo evita en ningún momento.

Las ideas novedosas siguen brillando por su ausencia, y el fichaje del economista liberal José Carlos Díez para preparar el programa económico del partido para el congreso de junio y la elección –no se sabe por quién, supuestamente por la propia gestora– de Eduardo Madina para preparar el programa político no auguran precisamente un giro a la izquierda en el PSOE.

Pedro Sánchez ya está en la carretera, al fin, y con el objetivo de que no sea el Real Betis el que tumbe su osadía de plantarle cara a la baronesa andaluza en su propia tierra este fin de semana. El sábado 28 habrá militantes en Dos Hermanas, lugar exacto de la cita, pero del aparato de la federación andaluza que no espere ningún asistente a su encuentro con las bases socialistas andaluzas.

Pese a todo, el arrojo del ex secretario general no ha sido tanto como para celebrar el encuentro en la misma capital sino en la cercana ciudad de Dos Hermanas, bastión de unos ya escasos dirigentes críticos con la gestora aún fiel al ex secretario general, el alcalde Francisco Toscano. Sánchez espera convocar a unos 500 seguidores en el salón de actos de congresos del Parque Tecnológico de la ciudad nazarena. Sólo Toscano y el diputado en el Congreso de los Diputados por Valencia José Luis Ábalos son los nombres más destacados del partido que aún siguen apoyando abiertamente a Sánchez, amén de algunas de las plataformas de militantes que han venido reclamando durante las últimas semanas la convocatoria urgente del congreso del partido, algo que no han conseguido.

Cartel difundido en las redes por los militantes para acudir al acto de Pedro Sánchez en Dos Hermanas.
Cartel difundido en las redes por los militantes para acudir al acto de Pedro Sánchez en Dos Hermanas.

Mientras tanto, Susana Díaz estará donde supuestamente digan algún día sus compañeros, de momento. Entre la cola y la cabeza pasando por Ferraz. Hasta que deshoje la margarita. Y para ello ha viajado este pasado fin de semana a tierras castellanoleonesas para preguntarse que dónde está la gente del PSOE, mientras aconseja que hay que unirse y echarle cuenta a sus militantes, cuando precisamente a las puertas del acto socialistas de carné sin nombre ni cargos le gritaban “no es no” y “fuera caciques del partido”, y mientras en Andalucía hace solo unos días se echaban a las calles de las principales ciudades de la comunidad más de 120.000 andaluces para reclamar una sanidad digna, pública y de calidad.

Y por último Patxi López, ya en el escaparate. Dejándose ver con cinco meses de antelación a la próxima cruzada intrasocialista, para hacer al cuerpo es de suponer. Nadie a día de hoy ha mostrado abiertamente su apoyo decidido por su candidatura. Muestras de cariño de barones socialistas y otros históricos como Alfredo Pérez Rubalcaba, todas las del mundo. Pero apoyos apoyos, ninguno. Solo las hasta hace dos días críticas con la gestora Idoia Mendia o la balear Francina Armengol, o el número dos de Pedro Sánchez César Luena, han mostrado su acercamiento al ex presidente del Congreso y ex lehendakari.

En medio de esta búsqueda impar del ‘Yo socialista’, iniciada en sordina por los tres supuestos candidatos a relevar en el poder a la gestora interina que asumió el mando el 1 de octubre, aparecen y desaparecen por momentos otros actores que otrora fueron determinantes en los designios del PSOE. Son nombres como José Blanco, que en el último comité federal ha tenido un serio encontronazo con el ex dirigente de Izquierda Socialista José Antonio Pérez Tapias, al que le llegó a reconocer sin rubor que los estatutos del partido los interpreta él mismo a discreción porque los hizo mismo personalmente.

Otro histórico como Alfredo Pérez Rubalcaba será el que acompañe a la baronesa andaluza a un acto de partido en la localidad gaditana de Alcalá de los Gazules solo un día antes que Sánchez haga lo propio en Dos Hermanas. No olvidemos que fue la lideresa andaluza la que forzó al ex secretario general socialista a presentar su dimisión tras el batacazo de las Europeas en 2014.

Mientras tanto, la baronía se quita poco a poco las dudas de encima, si es que le quedaban algunas, y pone a buen recaudo sus respectivas influencias frente a gestas imposibles en las que creyeron ayer mismo. Mejor pájaro en mano que líder en el aire. Donde hasta ayer mismo dijeron Pedro ahora dicen “no”, donde antes insistían en el “no” ahora ya ni siquiera quieren recordar la abstención al PP.

Y la militancia, allí lejos, muy lejos del aparato de un partido que mantiene su maquinaria orgánica perfectamente engrasada y alejada de algaradas populares desde abajo. Porque el riesgo sigue siendo a día de hoy la “podemización” del PSOE, no el viraje a la derecha vía abstención al PP.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

4 Comentarios

  1. La quinta esencia del tiburoneo en un bando y en el otro, actuan asi, en el psoe y en el resto de partidos, asi co mo en la iglesia, universidad, etc, etc, etc

  2. Patxi ha cometido un error imperdonable para la militancia. Se ha convertido en el tonto útil de PRISA para dividir supuestamente a los militantes que luchan por recuperar la decencia del PSOE. Los militantes del PSOE tienen muchos espolones para que les puedan engañar los baroncitos, baroncitas y los seudorenovaqdores. Los militantes han apostando decididamente por Pedro Sánchez para plantar cara a los especuladores de España y en defensa del bienestar de los trabajadores . PRISA y los intereses económicos que apoya esta vez no se saldrán con la suya. No se pueden imaginar ustedes el estado de movilización en que se encuentran las bases socialistas para defender su partido de los golpistas baroniles y sus lacayos pesebristas.

  3. Artículos como este solo intentan desmoralizar a la gente para que no plante cara. En ningun momento el autor explica en que se basa para estar tan seguro de que Diaz va a ganar las primarias cuando la mayoría de militantes la odian ¿no será más un deseo suyo? Demasiada doblez por aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + 10 =