La Inspección de Trabajo ha abierto expediente sancionador a IMBISA (Imprenta de Billetes del Banco de España) por haber empleado trabajadores temporales para desarrollar labores estructurales de la compañía.

A partir de la denuncia del Comité de Empresa, la Inspección considera acreditada la improcedencia de todas las contrataciones temporales efectuadas en los dos años de vida de la empresa, casi 150, pues se han estado disfrazando como causas eventuales las necesidades de empleo permanentes.

El comité de empresa ha advertido reiteradamente de esta situación de ilegalidad tanto a los directivos de la sociedad como a la presidenta de su Consejo de Administración —compuesto por directivos del Banco de España y de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT)—, aún así no se ha evitado que la política de personal y contrataciones llevada a cabo haya vulnerado los derechos de las trabajadoras y trabajadores temporales y haya repercutido en el desarrollo de la actividad de la imprenta, impactando también en las condiciones laborales de la plantilla estable.

IMBISA es la sociedad mercantil pública creada por la segregación de la FNMT, medio propio del Banco de España, que tiene encomendada la prestación de servicios de su producción de billetes de euro por asignación directa, según el sistema de adquisición y aprovisionamiento de billetes regulado por el BCE. Sin embargo, después de dos años, el proyecto de imprenta pública de billetes española sigue sin estar despejado y languidece día a día por agotamiento de los recursos, impasible ante la destrucción del empleo, el deterioro de las condiciones laborales y la falta de interlocución.

CCOO exige al Gobierno y al Banco de España que se corrija el devenir del modelo de gestión impuesto en IMBISA, el cual está poniendo en riesgo su consolidación y permanencia a futuro como imprenta pública de billetes euro en España.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 2 =