Cada vez son más las empresas que implantan un sistema de paletización en sus procesos. Y es que, el palet presenta ventajas desde el punto de vista del fabricante y desde el de la distribución, la más visible, la disminución de los costes de manipulación, almacenaje y trasporte.

Pero detrás de estos procesos optimizados se encuentra la estandarización en las medidas del palet, un requerimiento demandado por los distintos agentes de la cadena de abastecimiento desde que el uso de este sistema se hizo masivo.  Gracias al establecimiento de estas medidas prefijadas, el trabajo en los almacenes se lleva a cabo de una manera más fluida mediante las estanterías de paletización, carretillas y transpaletas adaptadas para las medidas más convencionales: el palet europeo (1200x800mm) y el palet americano (1200x1000mm).

Características de la paletización en el almacén

La paletización es un sistema que permite agrupar la mercancía como una unidad que responde a unas medidas estandarizadas que se utilizan a lo largo de toda la cadena de suministro. Esto permite aprovechar al máximo el espacio de carga de los vehículos de transporte, así como la mercancía que se coloca sobre la superficie del palet, con unidades de almacenamiento como embalajes o cajas diseñadas para ocupar las medidas exactas, sin sobresalir ni adentrarse demasiado.

El uso de estanterías de paletización y carretillas elevadoras

Sus beneficios se extienden al almacén, donde influyen incluso en su propia estructura, al tener en cuenta las medidas y holguras de los pasillos (debido al uso de carretillas elevadoras) y la altura.

El resto de elementos de la organización logística del almacén también estarán pensados para el uso de palets. La mayoría de los almacenes que trabajan con grandes cantidades de mercancías o muy pesadas las almacenan en este tipo de estanterías mecánicas, preparadas para soportar mucho peso y varios palets en un mismo nivel. Los palets están diseñados para poder apilarse, pero para las cargas paletizadas más pesadas son necesarias unas estanterías especiales, como las de Ractem, que permiten almacenar hasta 3000 kg por nivel, a razón de 1000 kg por palet.

Las estanterías de paletización se han convertido con el avance de la logística en el método universal para el almacenaje de palets de forma directa y mecánica por medio de carretillas elevadoras. El almacenaje por palets propicia un control más riguroso sobre las referencias almacenadas- dado que cada hueco se corresponde con su unidad de carga- y un ahorro de tiempo y esfuerzo en la manipulación de las mercancías, generándose una intensa rotación de stock. Gracias a las estanterías regulables, se favorece un aprovechamiento máximo del espacio mediante la adaptación de los niveles de carga a los volúmenes precisos y la configuración para el almacenaje a gran altura.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 − uno =