El ser humano, en un acto de misericordia, recurre a la mentira. Algunas personas afirman que mentir es una habilidad natural que tienen los seres humanos para subsistir en el medio. Digamos que la mentira es una especie de defensa para preservar ese espacio vital personal que todos necesitamos mantener oculto. Quizás, por eso, la historia nos ha hecho unos auténticos maestros del engaño, unos verdaderos profesores de la quimera.

Y es que la verdad provoca lo que provoca. Insatisfacción. Malestar general. Dolor de cabeza. Aumento de la presión arterial. Espesamiento de la sangre. Inflamación del estómago. Movimientos convulsos. Úlcera estomacal. Incluso algunos recomiendan no conducir, ni manejar maquinaria peligrosa -por si las moscas.

Ser sincero no se lleva hoy en día -esto que escribo no es un canto al engaño o al artificio, sólo es una apreciación para que estemos atentos a aquellos que nos tienden ese puente de plata para que fracasemos, para mantener alejados nuestros impulsos más íntimos.

El escritor y poeta Perfecto Herrera Ramos, en una de sus brillantes intervenciones aseveraba que en general nos debían dar realidades y que ya nosotros decidiríamos a quién votar. Quizás, por eso, a la palabra, como a la esgrima, se le atribuye la destreza: un método global de lucha, con un fuerte componente matemático, filosófico y geométrico, que es el resultado de la educación de aquellos que la aplican.

En tres principios se basa esa destreza o se debería de basar: ángulos, para las manos y brazos, no pueden estar en jarra y menos caídos; círculos, para los pies, para semejar las líneas que describe el péndulo, para ver cómo, una vez más, mueren los relojes sobre los tejados; y las distancias, contra el enemigo, para no olvidarnos que los demonios, aunque apaciguados parezcan, pueden resurgir en el momento más inesperado. Sin embargo, es muy complejo dominar con soltura y velocidad el arte de la esgrima o de la palabra, segúnse preste –cosa que yo, evidentemente, no hago –a las prueba me remito-

Así pues, la mentira hiere como un arma arrojadiza o como una verdad, como cuando un punzón afilado es e incide en el ángulo exacto de nuestro dolor.

Al igual que es cierto que la felicidad absoluta no existe. Que es una idea que han difundido un buen nutrido grupo de señores que creen en el ideario romántico del bienestar. Sin darnos cuenta que todo es una compleja armonía entre las emociones, la generosidad y el ego. Y que despojado de todo ello, no somos nada. No tenemos nada. Y que la esgrima, como la palabra, es un arte de destreza donde el único error que podemos cometer es el paso que aún no hemos dado, el estoque final que aún no hemos infringido. Y eso sólo se puede hacer con la verdad por delante, como un florete o un sable bien empuñado. Dando en el momento preciso, en el lugar justo, a quien corresponde.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¿Quién gobierna en España?, ¿Sánchez, Iglesias, Torra o un mix?
Artículo siguienteDefensa del sistema público de pensiones (II)
Guillermo de Jorge (Guillermo George Hernández), Santa Cruz de Tenerife, 1976. Cursó Filología Inglesa en la Universidad de La Laguna. Suboficial del Ejército de Tierra del Arma de Infantería, es Diplomado Superior de Montaña por la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales del Ejército de Tierra. Ha participado en operaciones de seguridad y misiones de paz, significando su estancia en Mauritania, Afganistán e Irak. Ha estado en países como Marruecos, Portugal, Senegal, Sierra Leona, Kuwait, Francia. Poeta - soldado, armas - letras, en la actualidad ejerce la presidencia de la Asociación Nacional Círculo Artístico Cálamo. Miembro del Centro Andaluz de las Letras, ha colaborado con medios de comunicación, destacando sus colaboraciones con el Diario de Sevilla, con el periódico La Voz de Almería, el Periódico El Día de Canarias y el Periódico El Mundo. Dirige la Colección “Letras del Mediterráneo”, de la Editorial Playa de Ákaba. En 2008 fue nombrado Miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Le ha sido otorgado por la Junta de Andalucía, Diploma por su contribución y participación en Nueva Literatura Almería y fomento de la Cultura 2004. Accésit del Premio Creación Joven de Poesía de la Universidad de La Laguna 2005, actualmente colabora con Diario de Almería y Onda Cero Almería. Ha participado en encuentros literarios de carácter nacional e internacional, destacando el Festival Internacional de Getafe de Novela Negra, el Encuentro Nacional de las Letras Islas Canarias, Festival de Poesía del Mediterráneo o el Ciclo Internacional de Poesía Ciudad de Valladolid, estando sus textos reunidos en varias antologías poéticas y narrativas. DATOS BIBLIOGRÁFICOS Ha publicado diez libros de poemas, entre ellos: “Corporeidad de la Luz", Ediciones Idea, 2006 y “HK-G36E", prologado de Rafael Guillén, Premio Nacional de Literatura. Instituto de Estudios Almerienses, 2008. Ha colaborado con revistas especializadas, como la Revista Literaria Río Arga, Navarra; La Galla Ciencia, Murcia o la Revista Literaria Culturamas, Madrid. Y sus textos han sido publicados en suplementos literarios, destacando: “Selección de poemas" Publicado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Puebla, México. “Varied poems" Publicado por la Universidad de Columbia, EE.UU. En narrativa ha publicado: “Relatos a Glo”. Editorial Ediciones Idea, 2008. Como Cuadernos de Combate ha editado: “Irak: Diario de un legionario”, publicado por el Periódico La Voz de Almería, 2004. “Afganistán: Diario de un Soldado”, prologado por Lorenzo Silva, Premio Planeta de Novela. Editorial Playa de Ákaba. 1º Edición, Dic 2015. 2º Edición Feb 2016. 3º Edición Sept 2017. Exposiciones fotográficas realizadas: “Afganistán: Pasajes”. Monográfico junto con Lorenzo Silva y comisariada por el artista plástico Fernando Barrionuevo, en la Sala de Arte Contemporáneo MECA Mediterráneo Centro Artístico (Almería, Andalucía).

1 Comentario

  1. La mentira habitual salvo para salvar la vida y que se este siend victima de un delito,
    es propia de los incapaces de evolucionar, de los narcisistas sicópatas y de los menores que tienen miedo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × cuatro =