Pedro Sánchez y Albert Rivera se han declarado abiertamente la guerra a cuenta de sus carreras curriculares. Tras reabrirse de nuevo el caso de los másteres fantasma de la Universidad Rey Juan Carlos con la caída de la ya ex ministra Carmen Montón y después de que el líder de Ciudadanos haya conminado al presidente a que haga pública su tesis doctoral, las dudas sobre el expediente universitario “menguante” de Rivera se acrecientan. Esta espiral de descrédito académico de dirigentes políticos tiene una inesperada damnificada: Susana Díaz, que debe decidir la inminente fecha de las próximas elecciones autonómicas.

Susana Díaz ni se plantea un posible acercamiento por su izquierda al proyecto de Adelante Andalucía de Teresa Rodríguez

Ciudadanos estaba buscando una vía con la que recuperar su posicionamiento parlamentario a nivel nacional tras quedar descolocado con la moción de censura ganada por el hoy presidente del Gobierno. La ha encontrado supuestamente en la tesis doctoral del líder socialista, aunque con un peligroso efecto bumerán para sus intereses partidistas y personales. Pero este agrio enfrentamiento no contaba con un apéndice especial: Andalucía.

Esta comunidad vive días preelectorales después de que Ciudadanos haya oficializado la ruptura del pacto con el PSOE en el ejecutivo autonómico tras tres años y medio de dulce entendimiento. La maquinaria propagandista del PSOE andaluz ha comenzado a rodar con el horizonte puesto en un adelanto electoral para otoño con todas las encuestas a su favor, sondeos que también muestran un incremento de las expectativas de Ciudadanos tras los nueve diputados logrados en los comicios de 2015.

Pero esta avenencia de los socialistas andaluces con el partido situado a su derecha política puede experimentar un periodo imprevisto de turbulencias, procedente de la tormenta que llega desde Madrid, con los líderes nacionales de ambas formaciones claramente enfrascados a degüello por el asunto de sus expedientes académicos.

Durante las últimas convocatorias electorales en Andalucía, el PSOE no ha dejado de perder votantes aunque se mantiene como fuerza más votada a excepción del susto de 2012 con el ‘triunfador’ Javier Arenas. De ahí que haya encontrado en Ciudadanos un cómodo colchón con el que gobernar sin muchos contratiempos, como ha quedado en evidencia en esta presente legislatura, donde, sólo unos meses antes de finalizada, el partido liderado por Juan Marín ha enganchado una batería de excusas de incumplimientos varios, referida a la falta de voluntad de los socialistas de promover leyes a favor de la transparencia y regeneración democráticas.

Máster, tesis doctoral, universidad, Pedro Sánchez, elecciones Andalucía, Susana Díaz, Ciudadanos, Albert Rivera

Mientras tanto, el PSOE andaluz sigue sin darse por aludido sobre la ruptura del pacto con Ciudadanos y prosigue un camino en solitario y en minoría para alejar la imagen de derechización a sus potenciales votantes naturales, tras tres años y medio cogidos de la mano junto al partido neoliberal de Rivera.

Todo ello hasta que las urnas vuelvan a repartir la tarta de la Cámara autonómica y de nuevo los una con toda probabilidad si se cumple lo augurado por los últimos sondeos, ya que hoy por hoy es impensable un acercamiento por su izquierda al proyecto de Adelante Andalucía de Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 + once =