La gallega Ana Peleteiro le ha dado a España la primera medalla del Mundial de atletismo en pista cubierta de Birminghan al saltar 14,40 metros en el cuarto intento de la final de triple salto.

Ana Peleteiro fue al mundial con la idea de mejorar su marca personal (que estaban en 14,22 metros). La gallega comenzó el concurso con 13,18 metros y acabó en 14,40 que le dieron acceso al podio en aquel instante.

“España se merecía ya una alegría por mi parte porque siempre me ha apoyado en los momentos duros que he tenido. Hoy salté por mi familia, por mi entrenador y sobre todo por España», dijo la atleta tras lograr la medalla con el mejor salto de su vida, y añadió  que se sentía «superemocionada, en shock, orgullosa» de su trabajo y el de su entrenador, el cubano Iván Pedroso.

“Entreno todos los días con la mejor del mundo y tienes que estar siempre al cien por cien si no quieres sentirte ridícula, así que me preparo cada día para estas situaciones. Pedroso siempre me dice que no desaproveche las oportunidades que te da la vida porque nunca sabes si volverán”, recordó.

Peleteiro explicó que había ido “de menos a más”, muy centrada en su objetivo, también tuvo palabras de elogio para Pedroso, al que definió como su «salvavidas»: «Sabe lo que decirme en cada momento y me hace confiar en mí misma», dijo. «No tengo foto con la bandera de España», se lamentó, «pero me sentí muy arropada, con mi familia y la gente de la federación, la gente que ha venido de España. La respuesta del público ha sido impresionante».

Peleteiro recordó su victoria en los Mundiales junior de Barcelona, hace seis años: “Ganar en 2012 me abrió muchas puertas. Tal vez sin aquella victoria no tendría el nombre que tengo”

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − 15 =