Evitar ir a prisión por la actuación de los Mossos D’esquadra durante el 1 de octubre puede salirle muy caro a Josep Lluís Trapero. Durante la mañana de este viernes 23 de febrero declara Josep Lluís Trapero ante la Audiencia Nacional, para explicar ante la juez Lamela la “inactividad” que tuvo el grupo de policía autonómico de Cataluña, durante la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre. Ahora la Fiscalía solicita 50.000 euros de fianza si Trapero quiere evitar ir a prisión. En esta ocasión la juez de la Audiencia Nacional le imputa el delito de sedición en lo que sería el responsable de “un plan premeditado” para favorecer la votación durante el referéndum.

En la última resolución de la juez de la Audiencia Nacional, Lamela explicaba que a lo largo de la investigación desarrollada se han averiguado otros hechos que indican que la actuación de los Mossos prevista en un principio para impedir la celebración del referéndum, lejos de ello, “fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia”.

En el escrito, Lamela asegura ver indicios de una “cúpula policial” comandada por Lluís Trapero y que “contaba con conexión directa con los miembros del comité estratégico”. Una actuación en la que la magistrada considera que Trapero dio “órdenes sin firma, y de carácter genérico y ambiguo”. Algo que traduce en su escrito Lamela, se trata de una situación por parte de los Mossos de “total inactividad”.

Como testigo, ha sido citado también el comisario Ferrán López, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial de los Mossos. Esta misma mañana los Mossos han detenido a doce personas de entre las docenas de manifestantes que protestaban ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en unas actuaciones que se han saldado sin incidentes.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + once =