La Fiscalía Provincial de Madrid solicita 20 de años de prisión para Otomiel Almonte Cabrera por el asesinato a martillazos de su compañera sentimental a quien posteriormente arrojó por una alcantarilla. En esta última actuación fue ayudado, en parte, por Julio Benjamín Jiménez Ybe, para quien el fiscal pide un año de prisión por un delito de encubrimiento.

Almonte mantenía desde 2010 una relación sentimental con la víctima aunque no empezaron a convivir en un piso de Pinto (Madrid) hasta un año más tarde donde residían también el otro acusado y su pareja.

Sobre las 3:00 horas del 25 de enero de 2012, “por motivos no aclarados”, Almonte tomó la decisión de acabar con la vida de su compañera sentimental. Así que, cogió un martillo y, sin que la mujer “pudiera esperar esa reacción ni defenderse mínimamente”, le propinó un martillazo en la parte posterior de la cabeza que le produjo la muerte de forma instantánea.

Poco después el acusado despertó a Julio Benjamín y le llevó hasta su dormitorio donde pudo ver el cadáver de la mujer. Fue entonces cuando Almonte le conminó a que guardara silencio y a que le ayudara a deshacerse del cuerpo. Eso sí, bajo la advertencia de que si se negaba a colaborar iba a tomar represalias contra él y su pareja.

Ante la amenaza Julio Benjamín accedió a ayudar a bajar el cadáver de la mujer a la calle e introducirlo en el maletero de un coche. Almonte, ya en solitario, se montó en el vehículo y se trasladó hasta una zona donde arrojó el cuerpo sin vida de la mujer en una alcantarilla que no pudo ser encontrado hasta un mes después. Mientras, Almonte había aprovechado para huir de España y ocultarse en la República Dominicana, país que finalmente autorizó su extradición, por lo que el acusado está en prisión provisional desde el 11 de septiembre de 2015.

El juicio se esté celebrando desde las 10.00 de la mañana.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 6 =